23/12/11

Felices fiestas

23/12/11
Y el cocinero al fin salió de la cocina satisfecho por su trabajo, a toda la comida que había preparado para sus invitados sólo le faltaba el toque final. Fue a prepararse para la recepción, nervioso miró la hora por si llegaba tarde, pero no; dentro de 30 minutos llegaban todos, le daba tiempo para acicalarse. 

Cuando escuchó el timbre de la puerta corrió a abrir. Por la puerta entraban los primeros invitados y todos se sorprendían por el decorado navideño. Se saludaban entre ellos y felicitaban las fiestas. Los niños corrían a través de los mayores y los muy mayores se acercaban a la chimenea. Las parejitas jóvenes se miraban tiernos mientras sonreían. Las madres vigilaban que sus niños se portaran bien y los padres bromeaban entre ellos. 

Mientras el cocinero ultimaba todo y pedía a sus ayudantes que sirvieran bebidas y canapés, recordó que hacía que esa noche fuera especial. No era un niño Jesús que nacería el día de Navidad, tampoco San Nicolás que se pasearía por los tejados de todos esa misma madrugada, ni siquiera las ganas de volver a comer aquellas viandas que sólo cocinaba en esa fecha señalada. 

Recordó que esa noche todos compartían algo, los sentimientos afloraban con más facilidad y las palabras se volvían más amables. Y toda esa energía concentrada en una noche se volvía fuerte para el resto del año.


· FELIZ NAVIDAD ·


Relato y fotografías: @catypol para Circus day
16/12/11

Salad on a stick

16/12/11
Querido Santa Claus:
Me perdonarás que te escriba después de tantos años sin hacerlo, teniendo en cuenta que yo escribía a los Reyes Magos por que en aquel entonces nadie me había hablado de ti. Así que todo lo que te ha llegado de mi han sido las cartas que yo escribía para mis hijos siendo pequeños. Te preguntarás que me ha animado para escribirte a estas alturas, queda muy poco tiempo para que te pongas en marcha y la verdad es que dudo que te llegue la carta al Polo Norte a tiempo, pero aún así lo intentaré.

Intento definirme, ya sé, ya sé, a mi edad?? pues sí, todavía a mi edad lo intento, así que me gustaría que me trajeras un control + Z, por si vuelvo a equivocarme pueda pulsarlo y dar un pasito "patrás", no sé quién lo inventó, pero yo no vine con ello instalado así que por pedir que no quede. Espero no te enfades que te haya escrito ahora a ti, pero después de ver lo que hiciste con Coca Cola creo que tú equipo de Marketing es más eficaz, por lo que no me importaría que algún de ellos pensara cómo hacer para que dejen de traerme cada año un puzzle, ya estoy un poco cansada de romperme la cabeza para encajar las piezas, pues éste no viene con instrucciones y después me falta el control + Z para deshacer el entuerto.

Como verás no te pido mucho, o quizás sí... y para compensarlo he decidido que no me importa si soy la última de tu lista y después de pasar toda la noche tomando galletas y leche en cada casa, cuando pases por la mía te dejaré que pruebes una ensaladita, ligera para que tú señora no diga que no te cuidas, la verás servida en brochetas, con una salsita de yogur por si te apetece llevártela o compartirla con los renos.

P.D. Yo la prepararé a mi manera pero si te apetece puedo hacerla de lo que más te guste, con la salsa que prefieras.

Con mucho cariño




Salad on a stick

Ingredientes

Huevos de cordoniz cocidos
Lechugas varias
Tomates Cherry caramelizados
Salmón al vapor
Salsa de Yogur 
Brochetas de madera

Elaboración
Colocar los ingredientes en las brochetas como más nos guste y servir con la salsa.





Nota: Control + z  son las teclas que pulsamos en el teclado del ordenador (es un atajo del teclado) que al pulsarlas juntas hacen que se deshaga el último paso realizado en un programa. 

Relato y fotografías: @catypol para Circus day
9/12/11

Tiramisú Circus day

9/12/11
A veces lo más pequeño nos proporciona un placer intenso, corto, pero intenso, nos llena y nos damos por satisfechos, este mes es el mes con el día más corto del año y también es el mes más emotivo, el mes que nuestras emociones están a flor de piel, mes adorado por su festividad o desaprobado por consumismo, no diré odiado, el odio es un sentimiento demasiado profundo para llegar a eso en este mes.


Pronto llegarán los días de felicitaciones, buenos propósitos, reconciliaciones, bailes, besos, llantos, risas, y así será corto pero intenso, pensad que eso pasará en casi todo el mundo, muchos, muchísimos durante un corto tiempo sentiremos y nos felicitaremos de igual manera.

Eso ya ha empezado, visitando blogs de cocina de cualquier parte del mundo podemos ver ya lo que nos cocinan para estas fiestas, las revistas se llenan de preparativos, da igual aquí que en la otra punta, los cocineros ya hablan de los menús que servirán en sus restaurantes, todos tenemos ideas o recetas para sorprender a los comensales, y yo; también. 

Aquí os dejo un tiramisú, corto pero intenso. No pondré las cantidades, por qué es tan fácil de preparar que dependerá de cada uno la cantidad que quiera servir.



Tiramisú Circus day

Ingredientes

Vasitos de chocolate
Galletitas dulces pequeñas {Galletó de Quely} o en su defecto cortaremos bizcochos de soletilla en trozos que quepan dentro de los vasitos.
Mascarpone
Nata para montar
Café 
Cacao en polvo
Azúcar
Ron

Elaboración
Montamos la nata con el azúcar, una vez montada lo mezclamos con el mascarpone (cada uno determina el dulzor que quiere). Ponemos en una manga pastelera para poder rellenar mejor. Aparte mezclamos, el café con un chorrito de ron y una cucharada de cacao en polvo. 
El montaje es el siguiente, mojamos el bizcocho o el galletó ligeramente en el café/ron, lo ponemos dentro del vasito de chocolate, encima le ponemos una capa gruesa de mascarpone con la manga (hasta arriba del todo). Y así continuamos con todos los vasitos. Al finalizar espolvoreamos con cacao en polvo y llevamos al frigorífico hasta la hora de servir.


Así queda por dentro:



Nota: Los vasitos de chocolate los compré en un supermercado, en estas fechas suelen tener.
2/12/11

Pollo Korma con pistachos & yogur

2/12/11
Un cuento muy pero que muy particular...
Una vez encontré una lámpara, y yo pensé, Maravillosa, así que froté y froté y aparte de sacarle brillo nada más de ella saqué. Le preguntaré al espejito, pensé, y entonces hasta el me trasladé...espejito, espejito, dime tú por qué de la lámpara nada salió?, y por más cara de súplica que puse ni el espejito me sonrió. Pataditas sobre la alfombra dí, pero ni un centímetro moverla conseguí, aarrgh!! que debo hacer para que nadie me ignore, quizás correr detrás de los 40 ladrones?.

Mejor iré a palacio, me vestiré de princesa, y haré una fiesta, invitaré al sultán, para que no trame ningún plan, y le contaré un cuento, porque si no lo hago; reviento, o mejor le cocinaré pollo y no tendré que soltarle el rollo, lo cocinaré con pistachos que les gusta mucho a estos ricachos, también llevará yogur muy apropiado y con mucho glamour, para terminar descansando y desaparecer volando.


Pollo Korma con pistachos y yogur

Ingredientes
{para 4 comensales}

1 kg. de pechugas de pollo o 4 pechugas grandes de pollo
100 gr. de pistachos 
4 pimientos verdes picantes
5 cdas. nata espesa
1 yogur natural sin azúcar
2 cebollas picadas
3 ajos picados
Aceite de oliva
1/2 cdta. cúrcuma en polvo
1/2 cdta. garam masala
1/2 cdta. pimienta negra molida
1/2 cdta. cilantro en polvo
1 cdta. cardomomo en polvo
1 cdta. semillas de hinojo
3 hoja de laurel 
1 tomate triturado
500 ml. caldo de pollo o verduras
Sal

Arroz largo cocido para acompañar

Elaboración
En una plancha o sartén caliente con un poco de aceite marcamos las pechugas de pollo (que queden doraditas) y reservamos.
Picamos con la picadora los pistachos, el pimiento verde picante y la nata hasta conseguir una pasta.
Rehogamos (a fuego medio) la cebolla y el ajo en una cacerola, hasta que se doren, añadimos la cúrcuma, el garam masala, el laurel, la pimienta, el cilantro, el cardomomo y las semillas de hinojo. Le añadimos la pasta de pistachos, nata y pimiento verde. Removemos e integramos bien. Añadimos el pollo. Salteamos 5 minutos, e incorporamos el tomate, el yogur y añadimos un poco de sal al gusto. Removemos bien, que se impregne todo. Añadimos el caldo y dejamos cocinar unos 20 minutos o hasta que la carne esté tierna, dependerá del grosor de las pechugas.
Mientras cocemos el arroz. 
Servimos el pollo con la salsa y el arroz para acompañar. 
Además de rico, os quitará el frío, seguro.


Con esta receta participo en el concurso recetas con yoghourt Danone en Canal Cocina.

Relato y fotografías: @catypol para Circus day