18/4/12

Ribollita

18/4/12
Per te
*Oggi farò una zuppa, se può essere di Toscana, con il suo pane ricco con un po 'di parmigiano, sedetevi e godetevi con me, avete voglia?...

Estábamos en un pequeño restaurante, yo en la entrada y él sentado en la barra, no había nadie más, era la hora de comer allí, pero aquí todavía no, mi estómago estaba protestando y no quería comer sola. Un delicioso aroma llegó a mi y me transportó sin yo darme cuenta a este pequeño lugar, la decoración, el olor que salía de la cocina y él, me dejaron clavada en la puerta, cuando oí su voz salí de mi trance y solo pude asentir, me acerqué y me senté, sus pulcras manos se movieron y como por arte de magia sacó una cuchara, adivina__me dijo, no dije nada y le sonreí.

No sé que esperaba, mi mente no podía pensar, quería algo diferente, estaba cansada de lo mismo, y no me decepcionó, una copa de vino y buena compañia era más de lo que podía imaginar, cuando me puso el plato delante, mis ojos se iluminaron y mi corazón latió con fuerza, las yemas de mis dedos rozaron mis mejillas ruborizadas y todo mi ser se llenó de felicidad.

Él se levantó, me miró un instante y desapareció...nunca más volví a verle ni sentir la magía que ese día respiraron todos mis sentidos,  no les puedo asegurar que la sientan igual, pero si cierran los ojos verán el pequeño restaurante, y él les estará esperando.


Algo nos transportará a la Toscana italiana, mejor nombrar la sopa en italiano pues en realidad en castellano significa recocida y no suena muy bien, no?  pero volvamos a todo lo que nos suena bien, a su pan toscano delicioso, y a una mezcla de ingredientes humildes pero muy sabrosos, así es esta sopa, y mejor si se toma el día siguiente.


Ribollita

Ingredientes {para 4 personas}
4 cdas. aceite de oliva
80 gr. cebolla picada
1 diente de ajo picado
250 gr. alubias blancas cocidas
150 gr. jamón serrano a taquitos
1 guindilla seca pequeña o 1/2 grande
Tomillo y romero {fresco o seco}
100 gr. zanahoria cortada a cuadrados
80 gr. apio cortado a rodajas
100 gr. puerro cortado aros
150 gr. de acelgas cortadas en tiras
Sal y pimienta
2 l. de agua

4 rebanadas tostadas de pan toscano

50 gr. de parmesano recién rallado

Elaboracion
Calentamos el aceite en una olla, rehogamos la cebolla y el ajo, sin que llegue a dorarse le añadimos el puerro. Removemos, mezclamos bien y añadimos la zanahoria y seguidamente el apio, remover bien y rehogar. Añadimos el agua. Removemos y esperamos que hierva. Cuando llegue a hervir le añadimos la guindilla, el romero, el tomillo, pimienta negra y sal. Dejamos hervir.

Mientras trituramos parte de las alubias blancas. Reservamos. Cuando hace unos cinco minutos que hierve le añadimos, las judías blancas, la pasta de judías blancas que hemos triturado, el jamón, y las acelgas. Removemos y dejamos que siga hirviendo unos 20 minutos más.

Disponemos la sopa en cuencos o platos y le añadimos una rebanada de pan toscano, espolvoreamos encima parmesano rallado y servimos.


Clara, espero que a la Mamma y a A. les guste, por mi parte he descubierto un plato estupendo que se repetirá en casa, seguro, con esta receta participo en el consurso Italia; mucho más que pasta y pizza.


*(Traducción de inicio de página) Hoy tomaré una sopa, si es posible que sea de la Toscana, acompañada de su rico pan y con un poquito de parmesano, siéntate y disfruta conmigo, te apetece? 



Relato y fotografías de @catypol para Circus day

11/4/12

Cóctel de pescado y marisco

11/4/12
No hace un año tuve la suerte de conocer a Carmen, nos conocimos en una reunión blogger que se hizo en Madrid, la primera impresión que me llevé de ella fue estupenda, agradable y muy abierta. Es una mujer simpática y muy cercana, sé que las que la conocéis pensáis si no igual; parecido. Pues esta guapa mujer que tiene un blog muy especial y que el pasado marzo hizo un añito, celebra esta semana su cumple blog, y yo quería estar presente en la celebración. Carmen, guapa, felicidades!!

Nos pedías una receta de la cocina tradicional y familiar, además una historia que ligue con ella, y como es una fiesta, y vamos a celebrarlo, sacaremos las copas, pondremos cintas de colores, un mantel bonito y un poco de luz...


Vengo de una familia grande, mi abuela materna tuvo 8 hijos y mi madre 5, por lo que nuestra casa siempre estaba llena de gente, ya nosotros somos muchos, pero como mi abuela vivía con nosotros pues los demás hijos y nietos también la visitaban así que imagínate. Cuando más se notaba que éramos una familia grande era en los bautizos, comuniones o bodas, sobre todo en las bodas. Toda la familia asistía, la ceremonia, las fotos, los achuchones, besos y el convite, por fin el convite, a veces tradicional, otras más atrevido, los entrantes casi siempre igual, pero había veces que nos servían un cóctel, yo preguntaba siempre por qué aquello nos lo servían en copa__para hacer bonito, cariño, por qué la comida también entra por los ojos__pero por mis ojos entraban otras cosas, la mesa de los novios, nunca se tiene demasiado hambre, nunca se come mucho en esa mesa. Si el que inventó el que se besen cobrara derechos de autor, sería rico. Quién se había sentado al lado de quién, y quién lo había hecho porqué había llegado tarde y tenía que sentarse dónde había sitio, a veces no en el sitio correcto, ahora las mesas llevan el cartelito correspondiendo al invitado, nada de aventura. ¿Y el ritual de cortar la liga y la corbata? la que se formaba para "vender" un trocito, sin palabras.

Los banquetes que yo recuerdo terminaban con un postre llamado pijama, por si alguien se había quedado con hambre claro, y el puro?? fumaban puro hasta el que no fumaba tabaco, esas caras rollizas sacando humo como si un poblado indio hiciera señales, como se puede adivinar yo no era muy fan de estas celebraciones, y sigo sin serlo, pero en estos eventos conocí algunos platos que no solíamos hacer en casa, el cóctel de pescado y marisco fue uno de ellos, con el tiempo "acogimos" esta receta que nos gusta mucho y la hacemos en casa y no puedo evitar recordar con una sonrisa como la conocí.


Cóctel de pescado y marisco

Ingredientes {para 4 personas}
1/2 lechuga
450 gr. de merluza
300 gr. de mejillones
300 gr. de almejas
500 gr. de gambas o langostinos

Para el court-buillón o caldo corto
1 1/2 l. agua
1 rodaja de limón
1 cebolla pequeña
1 tomate
1 puerro
2 ramas de perejil
1 diente de ajo
Unos granos de pimienta en grano
Sal
1 copita de vino blanco seco

Para la salsa
300 gr. de mayonesa
6 cdas. de ketchup
1 cda. de vinagre
1 cda. de brandy o whisky
1 cda. de zumo de limón
1 cda. de mostaza
Sal 

Elaboración
Para el court-buillón; ponemos una olla al fuego con los ingredientes troceados, menos la rodaja de limón que se pone entera. Llevamos a ebullición, dejándolo unos 10 / 15 minutos. Filtramos el caldo y lo dejamos en otra olla al fuego. Cuando hierva ponemos dentro el pescado limpio y hervimos durante 3 minutos, añadimos en el último minuto las gambas o langostinos, sin pelar, dejando hervir 1 minuto y retiramos del fuego y tapado.

Limpiamos los mejillones y almejas. Los cocemos en una olla, tapados, con un chorrito de vino y una hoja de laurel. Una vez abiertos lo apartamos del fuego. Si alguno no se hubiera abierto se tira. Filtramos el caldo y dejamos que se enfríe.

Lavamos y secamos la lechuga. La cortamos en finas tiras tipo juliana. Reservamos. Escurrimos el pescado y marisco y limpiamos de piel y espinas. Troceamos el pescado. Pelamos las gambas o langostinos. Sacamos los mejillones y las almejas de las conchas. Reservamos.

Para la salsa: Mezclamos la mayonesa con los demás ingredientes y mezclamos bien. Probamos de sal y rectificamos si hiciera falta.

Montaje: Montamos el cóctel en copas. Una parte de lechuga, encima le colocamos el pescado y el marisco y finalmente napamos con la salsa. Servimos frío.


Fotografías de @catypol para Circus day
2/4/12

Canelones de berenjena

2/4/12
Cuando empecé a estudiar diseño, el primer pintor al que le debo tardes y noches de desvelo fue Wassily Kandinski,  su punto todavía da vueltas por mi cabeza, su teoría, sus pinturas, fueron mis quebraderos de cabeza mientras ejecutaba los proyectos semanales que debían ser entregados impolutos, perfectos y todos realizados a mano, por qué cuando yo empecé diseño no usábamos ordenador para que nuestro cerebro se adaptara a realizar los trabajos sin facilidades. 

No saben la de veces que pensé en tirar la toalla, mi mente no estaba preparada para este mundo, su mundo, pero sus obras, sus obras son sublimes, preciosas, precisas, no sé si fue un loco abstracto o un cuerdo artista. Cuando salí de lo cotidiano, de lo que sabía, por algo que me era diferente, algo que ignoraba, lo reconozco, me costó, me costó mucho, estáis pensando que tiene que ver esta historia con este plato, no?, en realidad no tienen ingredientes en común, pero tienen relación.



La mayoría de personas que me rodean, si les hablo de canelones pensarían en los canelones de pasta, italianos, rellenos de carne? o pescado?, sí, seguro que pensarían en eso, pero no, en este caso, mi mente pensó en algo diferente, más ligero, algo impoluto, perfecto y realizado a mano, casi casi un punto.

Canelones de berenjena

Ingredientes
2 berenjenas cortadas en rodajas a lo largo de unos 2 cm.
2 cdas. de aceite de oliva
Sal

Unas rodajas de queso de cabra para la composición final

Para la salsa
2 cdas. aceite de oliva
1/2 cebolla o 1 pequeña
1 diente de ajo
1 cdta. de cayena
500 gr. de tomate triturado natural
Albahaca picada
Pimienta negra
Sal

Para el relleno
200 gr. de cuscus
1 cdta. orégano
50 gr. almendra picada
200 gr. queso para untar
1 diente de ajo picado
1 cebolla picada
2 cucharadas de alcaparras {escurrir el vinagre}
1 huevo

Elaboración
Untamos con aceite las rodajas de berenjena y salamos. Asamos al horno, a unos 180º C hasta que se doren.
Para la salsa: calentamos el aceite de oliva en una sartén, añadir la cebolla y el ajo picados. Removemos un par de minutos, le agregamos los tomates, la albahaca, la cayena, sal y pimienta. Dejamos cocinar a fuego lento, unos 15 minutos.

Para el relleno: Cocinamos el cuscus según nos explica el fabricante. En un cuenco, mezclamos los demás ingredientes menos el huevo. Cuando el cuscus está tibio/frío mezclamos todo bien mezclado junto con el huevo.

Composición: añadimos un poco de relleno en cada rodaja ( a lo largo). Formamos el canelón. Los colocamos en una bandeja ligeramente engrasada. Vertemos la salsa encima, y encima de esta le colocamos las rodajas de queso de cabra. Espolvoreamos encima un poco de albahaca (fresca o seca) y horneamos a 180º C, durante 30 minutos.


Receta y fotografía de @catypol para Circus day