26/3/13

Cupcakes de fresas y chocolate

26/3/13
Un rey fue hasta su jardín y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo. El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino. Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid. Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa. La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble. Entonces encontró una planta, una Fresa, floreciendo y más fresca que nunca. El rey preguntó: -¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío? -No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresas. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: "Intentaré ser Fresa de la mejor manera que pueda." Jorge Bucay.



Cupcakes de fresas y chocolate

Ingredientes para la masa
3 huevos M
175 gr. de azúcar
60 ml. leche 
190 ml. aceite de girasol
160 gr. harina de espelta
50 gr. de cacao puro
1 sobre de levadura en polvo
Una pizca de sal

Relleno
Fresas enteras, limpias y sin el tallo

Frosting
3 claras de huevo
2 cdas. de azúcar glasé
Gel colorante rojo

Elaboración
Para la masa, batimos con la batidora los huevos y el azúcar, hasta doblar el volumen. Mezclamos la leche con el aceite y lo añadimos a la mezcla anterior con cuidado y a velocidad lenta. Aparte añadimos la levadura en polvo, el cacao y la sal a la harina. Añadimos la mezcla seca a los ingredientes húmedos de la batidora. Batimos a velocidad alta durante unos minutos. Dejamos reposar la mezcla en el frigorífico durante una hora o más, tapada. 
Precalentamos el horno a 250º C. Distribuimos la mezcla en cápsulas para magdalenas. Llenamos 3/4 partes de las cápsulas y horneamos a 210º C durante 15 minutos o hasta que la prueba del tester salga limpia.

Dejamos enfriar las magdalenas. Una vez frías, les practicamos un orificio en el centro lo suficientemente grande para colocar una fresa, entera, limpia y sin el tallo verde. 

Mientras precalentamos el horno a 160º C. En la batidora subimos las claras a punto de nieve, les agregamos el azúcar glasé y reservamos. En una manga pastelera, le colocamos la boquilla que más nos guste, o sin boquilla, y le pincelamos con un poco de colorante rojo en el interior, unas líneas son suficientes. Introducimos el merengue dentro y decoramos las cupcakes, el colorante saldrá en forma de línea con el merengue y dejará una bonita línea en el decorado. Ponemos las cupcakes en el horno, durante 7 minutos, hasta que el merengue se tueste un poco, o también se puede hacer con un soplete.



Con esta receta participo en el reto del mes de marzo de cocineros de mundo en Google+ en el apartado dulce.


19/3/13

Crema de zanahoria morada

19/3/13
Cuando la vi me pareció perfecta, preciosa, me enamoré, sí, estoy hablando de una receta, aunque podría hablar de una criatura, también, o de varias pues hoy es el día propicio para ello. Hoy es un día especial para los papis, recordemos aquellos maravillosos tiempos en los que nos armábamos de paciencia y le dábamos a nuestros bebes las primeras cremas, papillas, purés, y nos soplaban con la boca llena y terminábamos del color de la verdura de turno.

O cuando íbamos a alguna reunión y nos damos cuenta que teníamos una mancha, intentábamos camuflarla si podíamos con la chaqueta, para terminar sacando una foto de la cartera, ahora del móvil, y enseñar la foto, mi bebé__ nos justificamos. O cuando vamos a la compra, la criaturita en el carro y le da por llorar a viva voz, mocos, llanto, ruido ..la gente te mira como si hubieras apaleado a la criatura, y tú sonríes, jeje tiene sueño__ replicas.

Nuestras pupilas destilan amor, puro, incomprensible, insomne amor. Nuestro vocabulario parece haber vuelto al paleolítico, es más gutural, y la ridiculez la dejamos plantada en la puerta de casa, pues cuando cruzamos el umbral nos convertimos en monos, cantantes, aviadores, princesas, modelos...y seguimos radiando amor, por que a pesar de todo nuestro cari, peque, rey, cuqui, moni...sabe perfectamente que a quién le cae la baba no es a él, sino a los papis, verdad?

Ésta por papá

Crema de zanahoria morada

Ingredientes
500 gr. zanahoria morada
1 cebolla grande
2 patatas medianas
1/2 litro de caldo de pollo o verduras (un poco más por si tuvieramos que añadir)
Aceite de oliva
Sal
1 pizca de chile en polvo
1 cdta. de curry en polvo
Queso de cabra
Pipas de girasol
Pipas de calabaza

Elaboración
Picamos la cebolla y la rehogamos con un poco de aceite en una olla. Añadimos las zanahorias moradas, limpias, peladas y cortadas en trozos pequeños. Añadimos también las patatas, peladas y cortadas a trozos del mismo tamaño que las zanahorias. Salamos, añadimos el chile y el curry, probamos y corregimos si fuera necesario, mezclamos bien. Rehogamos unos cinco minutos y le añadimos el caldo. 

Dejamos cocer a fuego lento durante 30 minutos, o hasta que al pinchar la verdura esté cocida. Retiramos del fuego y trituramos. Si el puré es muy espeso le añadimos un poco más de caldo y mezclamos o trituramos.

Servimos en cuencos o platos con un poco de queso de cabra y una cucharada de pipas.




Con zanahoria morada también tenemos un bizcocho en este enlace.



· Feliz día del padre ·





Fotos y texot: Circus day by Caty Pol
Inspired: La cuina del Mandariner
18/3/13

Mi premio en recetas sanas

18/3/13
Fue en febrero cuando Margot propuso un concurso de recetas sanas en su blog, me hizo muchas ganas desde el principio, pues parece que los blogueros no tenemos de este tipo de recetas en nuestros blogs, y yo creo que sí, a nadie nos amarga un dulce pero la comida del día a día no es ni tan dulce ni tan grasa. Así que me puse a ello y presenté mi receta: Hamburguesas de pavo y puré de coliflor. Pero sin pensar en ganar, la verdad, y a pesar de mis pensamientos, sí, gané, aunque todo fue tan rápido, la noticia y el premio que casi no tuve tiempo de pensar en nada.




Así que el día 1 de marzo, que en Mallorca era festivo, cogí un avión hacía Barcelona para asistir al taller de recetas sanas que impartía Mireia Anglada, especialista en alimentación saludable, en el centro Nútrim y con los productos deliciosos de Hoy del día. Junto con otros 15 bloguers de cocina que también habían ganado el premio. 
Me lo pasé fenomenal, disfruté al máximo con el taller, hicimos entre todos y por grupos 5 recetas, DELICIOSAS, no tengo fotos de todas, pero alguna sí que hay. Y esta entrada es una breve exposición de lo bien que lo hicimos, además podéis ver un vídeo en el blog Las recetas de MJ. 

Las recetas que cocinamos fuero estas:

1.- Timbal de verduras verdes
2.- Ensalada de endivias con boquerones escabechados
3.- Raviolis de calabaza (no tengo foto)
4.- Picantones glaseados con cítricos
5.- Buñuelos de viento (celiacos y sin lactosa)

Y aquí tenemos algunas fotos con los premiados, que si no recuerdo mal nos pasó Margot, gracias guapa.


Gracias a El Granero Integral por los regalos 







Blogueros asistentes



Gracias a todos, me lo pasé muy bien, fue un gustazo conoceros y cocinar con vosotros, espero que nos volvamos a ver y disfrutar de buenos momentos como el que viví en el taller. Un beso.


12/3/13

Trufas de chocolate y chile

12/3/13
Por todos es conocida la mona de Pascua de chocolate, muchos pasteleros se afanan en tenerlas listas para la fecha señalada, como Escribà que presenta cada año unas monas monumentales, creo que es todo un acontecimiento para los ciudadanos y la verdad es que son impresionantes. Mi idea no es hacer una mona, para nada, ni tan siquiera hacer los perfectos huevos de chocolate que tanto nos gustan y que cada vez más tenemos a nuestro alcance. No, yo quería hacer trufas, de chocolate, eso sí, pero trufas al fin y al cabo. Pero para rizar el rizo, las trufas debían tener un "algo" diferente, porque si no aunque la mona se viste de seda, mona se queda, verdad?



Los chicos de Anar de tapes, me preguntaron si estaba interesada en participar en un concurso de cocina que hacen mensualmente con temática diferente, y este mes el tema es el chocolate. Quien me sigue y conoce sabe que no hace falta que me insistan mucho. Así que inspirada en un libro de Maxine Clark, me puse a ello, sólo que esta vez es una receta para apasionados del chocolate y del picante, que con un divertido packaging se ha convertido en otra receta Circus, el grado del picante? lo eliges tú.

Trufas de chocolate y chile


Ingredientes para la trufa
170 gr. de chocolate negro troceado
25 gr. de mantequilla
200 ml. nata para montar
1 cdta. de chile en polvo {cayena, jalapeño, pasilla...el que más guste, pero que pique}
1 cucharada de whisky {o ron, o coñac, o vodka...el que más guste}

Ingrediente para rebozar la trufa
Cacao en polvo sin azúcar

Ingredientes para el chile caramelizado
200 gr. de azúcar
250 ml. agua
2 chiles rojos, sin semillas

Elaboración
Primero prepararemos los chiles caramelizados. Para ello, cortamos los chiles en tiras finas. Ponemos a hervir el azúcar y el agua en un cazo. Cuando hayan hervido durante 1 minuto le añadimos las tiras de chile, bajamos la temperatura y dejamos cocinar durante 25 minutos. Si lo hacemos por la noche, dejaremos los chiles dentro del cazo con el almíbar durante toda la noche. A la mañana siguiente, calentaremos un poco el preparado y sacaremos las tiras de chile, las ponemos una a una sobre un papel para horno, y dejamos secar.

Para las trufas, también necesitamos prepararlas con bastante tiempo, por lo que mi consejo es preparar los chiles caramelizados la noche anterior, y las trufas también, pues así ambos preparados estarán toda la noche reposando.

Para las trufas, fundimos el chocolate, la mantequilla, la nata y el chile en polvo en una olla, con cuidado a no quemarlo. Cuando se haya fundido el chocolate añadimos el whisky, removemos bien y sacamos del fuego. Dejamos enfriar y lo ponemos un rato en el frigorífico hasta que enfríe. Cuando esté frío, lo sacamos del frigorífico y lo batimos con una batidora eléctrica, no subirá cómo cuando subimos la nata para montarla, pero un poco si lo hará. Lo pasamos a un recipiente con tapa o lo tapamos con film pero que toque la superficie del chocolate, que no quede aire dentro. Y lo dejamos toda la noche en el frigorífico.

Con una cucharilla o con las manos formamos las trufas, en este caso en forma de huevos del tamaño de los huevos de codorniz, para colocarlos dentro de la huevera. Las rebozamos con el cacao, y las ponemos sobre una bandeja, las volvemos a dejar en el frigorífico hasta que endurezcan. Después las guardamos en un recipiente o cómo yo en una huevera. Añadimos unas tiras de chile caramelizado, y ya tenemos nuestras "monas" preparadas y listas para regalo. 





No sé si están para ir al cielo, o endiabladamente buenas, o son Monas, no sé si sirven de regalo, o para un homenaje propio, sea como sea que las disfruten mucho.


7/3/13

Melé chuflé #cocinamallorquina

7/3/13
No, no lo he escrito mal, este es el nombre de la receta, tal cual, Melé chuflé. Supongo que cada familia tendrá un libro de cocina, el de toda la vida, el que tenía la madre, las hijas, las nietas, pues en las familias mallorquinas, también. Yo crecí con la frase: mireu a n'es llibre de madò Coloma (míralo en el libro de la señora Paloma). Mi madre se lo repetía a mis hermanas cuando estas se casaron, después me lo dijo a mi, y así sigue. Un libro tan peculiar que simplemente nombrando a la autora, ya sabemos de que libro estamos hablando. La señora en cuestión nació en 1887, a los 14 años empezó su primer trabajo como cocinera y la primera edición de su libro fue en 1961, la decimoséptima y última fue en 1986, terminando el libro de la siguiente manera: en 9 años he hecho 8 ediciones de libros y en cada una he ido añadiendo platos nuevos; pero ahora ya me parece que serán los últimos porqué ya me siento muy anciana. Si hay alguien que tenga algo que decir me gustaría me lo comunicara.


Si algo tiene este libro es que la transcripción es tal cual la autora relataba la receta, pues ella la dictaba ya que no sabía leer y escribir, por lo que tenemos "perlas" tan buenas como: una ensalada, "Rob bif" de filete de buey, Comida y cena de un pavo, una comida entera o plato de huevos. Además los pesos son en onzas o libras, o también en copas en lugar de tazas, y no sabemos los grados del horno, ni el tiempo. Un mundo de diversión a mi alcance, no creéis?.

Pues aquí empieza mi búsqueda por enterarme bien qué es melé chuflé?. Deduje que chuflé debía venir de suflé, pero y melé? pues sí, hay un soufflè di mele, o sea suflé de manzanas, pero en la receta de este libro brillan por su ausencia. Después tenía que "investigar" a cuántos grados debía hornear el suflé, que gracias al libro de Le Cordon Bleu, me fui enterando un poco, aquí ya habréis adivinado que es mi primer suflé, sí, lo es. No le dí más vueltas, a ver que sale, y salió.




Melé chuflé


Ingredientes
4 huevos
85 gr. {3 onzas} de crocanti de almendra
57 gr. {2 onzas} de azúcar glas
El zumo de 1/2 limón
80 ml. {1 copa?} ron dulce {yo he usado el ron mallorquín Amazona}


Elaboración

Precalentar el horno a 180º C. Separar las yemas de la claras. Mezclar las yemas con la almendra y el ron. Batir las claras a punto de nieve con el azúcar y el limón. Mezclar todo con movimientos envolventes sin perder mucho aire. Poner en moldes aptos para horno. Horneamos 25 minutos. No abrimos el horno durante la cocción.

El libro pone que hay que comerlo frío, pero mejor si se deja templar y no enfriar. Yo terminé espolvoreando azúcar glas por encima.




Y cómo termina el libro, aparte del índice, claro? pues con rezos, adivinanzas y canciones. Y como dice el libro digo yo también: si hay alguien que tenga algo que decir me gustaría me lo comunicara.
1/3/13

Chocolate cakes

1/3/13
Jugar a tirarnos bolas de nieve era el divertimento actual ya que rara vez nevaba y cuando lo hace copiosamente nos encanta. Siempre había alguien que decidía que las chicas éramos el blanco perfecto y terminábamos todos mojados y rojos de la risa, eran buenos días. Después corríamos a casa y nos tomábamos un chocolate bien caliente, agarrando la taza para calentar nuestras frías manos. Ver nevar es la sensación más bonita, nos quedábamos detrás del cristal de la ventana viendo los copos acumulándose en el suelo, en las ventanas, sobre los coches, y en todo lugar que alcanzaba.

El invierno puede llegar a sorprendernos tanto a los que vivimos aquí, en cotas bajas, con clima Mediterráneo. Sonrío cuando escribo esta entrada, no soy amante de la nieve, ni del frío que nos trae, y no entiendo pues las pocas veces que lo ha hecho ha sido divertido y feliz, alguna vez daba para hacer un pequeño muñeco de nieve, con zanahoria incluida como nariz, para terminar sentados alrededor de la chiminea y contar historias, esa es la parte más divertida para mi, pues siempre es la más esperada, aunque ahora que lo pienso, ligar chocolate e historias también lo hacemos en Circus day, y sin nieve, aunque bolas si tenemos. 


De entrada te digo que son sorprendentes, y cómo son para un concurso de pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes dulces y salados, creo que con esto ya lo digo todo, sí, son para el concurso de Yolanda, se lo merece, verdad?.

Para hacer el bizcocho usé un molde de semiesferas de 6 cm. de diámetro cada una, tuve que hacer varias tandas pues sólo tengo uno, pero el preparado no puso objeción así que con paciencia cocinera el resultado fue el que yo quería.


Tartas de chocolate 

Ingredientes 

30 gr. de cacao en polvo puro
35 gr. de harina de arroz
5 gr. de levadura en polvo
Una pizca de canela
Una pizca de sal
4 huevos tamaño grande
2 cucharadas de miel o azúcar
1 cucharadita de vainilla 
60 ml. de aceite de oliva

Elaboración
Precalentamos el horno a 180º C. Mezclamos el cacao, la harina, la levadura, la canela y la sal. Le añadimos los huevos, la miel, la vainilla y el aceite. Batimos todo con la batidora de mano. Y vertemos en las cavidades semicirculares del molde, no hasta arriba, 3/4 para que no rebose (cómo cuando hacemos magdalenas). Horneamos unos 20 minutos o hasta que la prueba del tester salga limpia. Sacamos del horno, sacamos los semicírculos del molde dejándolos enfriar sobre una rejilla y repetimos la operación hasta que el preparado se haya acabado.

Cuando estén frías, las ponemos dentro de un tupper, y las dejamos toda la noche en el frigo. Esto hace la miga quede húmeda y el sabor se asiente, ésto lo he descubierto después de algunas pruebas, y la verdad es que a mi me gusta mucho el resultado. 

Ingredientes para el relleno
Mascarpone
Mermelada de fresa

Elaboración
Cortamos la superficie más plana de las semiesferas, dejándolas así totalmente planas para su posterior relleno. Le ponemos un poco de mermelada y sobre ella el mascarpone (yo le puse poca y no se notó, la próxima pondré más).

Ingredientes para el chocolate para cubrir los pasteles
150 gr. de chocolate para fundir, a trocitos
50 gr. de mantequilla
3 cdas. de leche

Elaboración
Ponemos los ingredientes en un cazo, a fuego suave para que no se quemen, y removemos hasta su total disolución. Dejamos reposar para que enfríe un poquito, cuando esté caliente/tibio, vertemos sobre las tartas cubriéndolas totalmente. Dejamos enfriar totalmente dentro del frigorífico para que el chocolate endurezca.

Al final yo le puse un trocito de chocolate de fresa para coronarlas.