29/4/13

Pollo frito con salsa de puerros

29/4/13
Considerada la Martha Stewart japonesa, Harumi Kurihara es, además de famosa en su país, una gran cocinera que ha traspasado fronteras y nos ha traído sus recetas. Ella se considera una ama de casa corriente pero con ocasión de viajar mucho y observar desde fuera su país, dice que una persona conoce verdaderamente su país cuando lo ha contemplado desde fuera, cuando conoce cómo lo ven los demás.


Ya es de sobra sabido mi gusto por la cocina japonesa, y no sólo sushi, me gusta mucho la simplicidad y el cuidado de sus platos, las raciones son más pequeñas, prestando mucha atención en la preparación de los ingredientes. Yo tengo uno de sus libros, Harumi cada día, y sus recetas son deliciosas, y para que veáis que se puede disfrutar de un plato japonés con ingredientes que tenemos cerca, y que sabe deliciosamente bien, ésta es una de las recetas que más me ha gustado de ese libro. Servido en un cuenco, o acompañando un poco de arroz japonés, o con fideos...según Harumi esta receta tiene mucho éxito entre sus lectores, y eso que tiene más de veinte años.

En el libro nos detalla una lista de ingredientes que suele tener en casa para cocinar, uno que me ha gustado mucho es la fécula de patata o Katakuriko. Ella dice que espesa los líquidos mejor que la harina o la fécula de trigo, además los fritos quedan más crujientes. Yo era un poco escéptica sobre ese punto, más crujiente?, harina de patata?, pues sí, así es, y en la primera foto se ve.

Pollo frito con salsa de puerros

Ingredientes 
{Para 4 personas ( raciones japonesas )} 


500 gr. de muslos de pollo, deshuesados con piel
1/2 cucharada de salsa de soja
1/2 cucharada de sake
Fécula de patata, para rebozar el pollo
Aceite para freír


Para la salsa
1 puerro
100 ml. salsa de soja
1 cda. sake
30 ml. vinagre de arroz
1 1/2 cdas. de azúcar
1/2 cucharada de aceite
1 guindilla sin semillas, picada



Elaboración

Para el pollo, (perforamos la piel con un tenedor, cortamos los trozos grandes por la mitad). En mi caso corté las pechugas (usé pechugas pues era lo que tenía en casa) en trozos medianos, perforé igual para que el condimento entrara bien. Dejamos la carne unos 10 minutos en la salsa de soja y el sake. Los vamos moviendo para que se impregnen bien.

Mientras hacemos la salsa. Picamos muy fino el puerro. Calentamos el aceite en una sartén y cuando esté caliente salteamos el puerro y la guindilla. Yo sólo el puerro. Aparte mezclamos, la salsa de soja, el sake, el vinagre de arroz y el azúcar, en un cuenco. Agregamos esta preparación a la sartén, y removemos. Cuando el azúcar se disuelva retiramos del fuego. 

Volvemos al pollo, y lo sacamos del adobo. Lo rebozamos con la fécula de patata. Mientras calentamos aceite en una sartén y cuando esté caliente freímos el pollo. Una vez hecho lo dejamos encima de papel de cocina para que absorba el exceso de aceite. 

Disponemos el pollo en una fuente y lo cubrimos con la salsa.





[English recipe]

Deep-fried chicken with leek sauce

Ingredients {4 servings}
500g boneless chicken thighs with skin on
½ Tbsp soy sauce
½ Tbsp sake
Corn starch for coating the chicken
Sunflower oil or vegetable oil for deep-frying

for the leek sauce
1 leek
100 ml soy sauce
1 tablespoon sake
30 ml rice vinegar, unseasoned
1 1/2 tablespoons superfine sugar
1/2 tablespoon sunflower or vegetable oil
1 red chili, without seeds, roughly chopped

Method
To make the leek sauce: Pierce the leek randomly with a sharp knife and then chop finely. Mix the soy sauce, sake, rice vinegar, and sugar together in a bowl. Heat the oil in a skillet and lightly saute the minced leek and the red chili. Then add the soy sauce, the sake, rice vinegar,and sugar to the pan, stirring constantly. When the sugar has dissolved, take off the heat and set aside. Pierce the chicken skin with a fork, cut an large pieces in half, and marinade for 5 minutes in the soy sauce and sake.
Remove the chicken from the marinade and coat thoroughly with potato starch. For the best result, the chicken should be at room temperature before deep-frying. Deep-fry the chicken at a medium-high temperature. Make sure each piece is completely immersed in the oil so it cooks on the inside while remaining crispy on the outside. Remove when golden brown. Place on a serving dish and cover with the leek sauce.






22/4/13

Coca dolça de pa #cocinamallorquina

22/4/13
Hace unos días Juana me contaba lo extraño que fue para ella, al venir a vivir a Mallorca, escuchar decir a los mallorquines la palabra coca, que en castellano es más usado para nombrar algo muy diferente a lo que para nosotros resulta ser. Así que cuando le preguntaban si no le gustaba la coca, le resultaba gracioso pues la palabra da mucho juego. Y pensando en ello supongo que le habrá pasado a más de uno. 

Coca tiene las mismas raíces que la palabra inglesa cake y tiene el mismo significado. La teoría dice que se inventó gracias a que aprovechaban la masa de pan que no había fermentado, y en lugar de tirar esa masa la cocían plana, azucarándola para servirla cómo postre si la querían dulce o sin azúcar y con verduras para la salada. Así esta costumbre la transforma en la más antigua de las cocas. No sé si tenéis libros de recetas antiguos en los que se aprovechaba masa de pan para hacer cocas, pero yo he visto muchas recetas mallorquinas que lo hacen así. 



Coca dolça de pa

Ingredientes
1 pan crudo de 500 gr.
100 gr. de azúcar 
100 gr. de manteca de cerdo

Elaboración
Precalentamos el horno a 180 º C. Extendemos la masa de pan con un rodillo, le untamos manteca encima y espolvoreamos azúcar. Plegamos la masa y la volvemos a extender con el rodillo, repetimos la misma acción por cinco veces (ha llegado un momento que no podía extender con el rodillo pues se me pegaba la masa, así que lo hacía con la mano). 
Después de cinco plegados damos a la masa forma de bola, la dejamos sobre papel de hornear en la bandeja del horno y le untamos un poco de manteca por encima. Horneamos 45 minutos. Cuando esté fría espolvorear un poco de azúcar glas.




13/4/13

Knish

13/4/13
Cuando tengo en mis manos un libro de recetas sobre comida callejera imagino lo que en estaba haciendo el autor en ese momento, justo cuando se está comiendo un knish, o un takoyaki o un postre de maracuyá. A veces pienso que me cambiaría por él encantada, otras la precaución me pregunta si sería conveniente hacer algo así, por lo que al final pienso en que no sé si el autor ha recorrido realmente esos países y ha comido lo que dice o es cocina de investigación. Sea como sea estoy encantada de descubrir que se cuecen en estas cocinas, porqué me da juego para experimentar en la mía y así descubrir platos, historias y sabores.


Así lo definen en el libro del que he sacado la receta, el knish llegó a Nueva York con los judíos asquenazíes del este de Europa. Es una masa horneada voluminosa y redonda, normalmente relleno de puré de patata o granos de trigo sarraceno, acompañando de chucrut, cebollas, carne o queso. Y además dice el autor que el knish no tiene nada de sutil, es una bomba de carbohidratos apropiada para seguir adelante en los días fríos de Nueva York.

Yo he usado un relleno de patata y cebolla, aunque se pueden encontrar kinshes pequeños, cuadrados, fritos o a la plancha, y rellenos de queso con espinacas o boniatos y brócoli, pero los puristas dicen que el verdadero es el horneado, redondo y relleno de patatas. Os dejo a vosotros la elección. Y ya que es muy típico de Nueva York os dejo los ingredientes en tazas y cucharadas porqué así lo hice yo.



Kinsh



Ingredientes (8 unidades)

2 tazas de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
2 huevos grandes
2 cucharadas de agua
1 cucharadas de aceite de oliva
2 tazas de cebollas finamente picadas
Sal y pimienta al gusto
2 tazas de puré de patatas (hecho en casa)
1 huevo batido para pintar la masa

Elaboración
Mezclamos la harina, la levadura y la sal, en un recipiente grande (yo use la KA). Hacemos un hueco en el centro de la harina e incorporamos los huevos, el agua  y el aceite. Mezclamos hasta que se forme una masa homogénea. Ponemos a reposar durante 1 hora la masa obtenida en un bol untado con aceite y tapado. Es una masa pegajosa, parece que no se pueda trabajar, pero después del reposo mejora.

Mientras en una sartén cocinamos la cebollas con un poco de aceite, hasta que se reblandezcan, salpimentamos y retiramos del fuego, mezclamos con el puré de patatas.

Precalentamos el horno a 180º C.

Ponemos la masa sobre una superficie enharinada y aplanamos con un rodillo hasta obtener una capa fina, parecida al grosor de una pizza fina. Cortamos la masa en rectángulos del tamaño de un sobre, con un cortador de pizza.

Colocamos una cucharada grande del relleno en la masa, pintamos los bordes con el huevo y doblamos las esquinas hacia arriba, quedando todo el relleno en el interior, formando un paquete. Pintamos con huevo el exterior y horneamos durante 40 minutos.

Comer calientes.

Yo los acompañé con una salsa de queso, simplemente nata y queso de cabra, calentamos en un cazo hasta que se derrita el queso, salpimentamos y servimos.

8/4/13

Pastel de verduras con sobrasada #cocinamallorquina

8/4/13
Ya lo dije en el anterior post, es un gusto reunirnos los blogueros mallorquines para cualquier evento, pero si repetimos lugar, repetimos blogueros y se añade alguno más que no conocíamos, podemos disfrutar cómo si fuera la primera vez. Y dónde repetimos? fuimos invitados por la familia Matas para volver a reunirnos en  embotits Matas. En esta ocasión además de hablaros qué hicimos y quiénes éramos, también os traigo una receta de aquí, con la sobrasada formando parte de sus ingredientes, y si algún día os decantáis por hacerla degustarla despacito, es deliciosa. Espero os guste!



Y lo bien que nos tratan?


Aparte de volver a recorrer el lugar nos iban explicando el proceso, para los que no lo sabían pues había gente que no había estado antes, degustamos sus productos en una comida, y para acabar terminó con algunos postres que algunas blogueras llevaron. 


Pastel de verduras con sobrasada

Ingredientes
1 ramos de acelgas cocidas, escurridas y picadas
50 gr. de harina
1 cebolla picada
1 puerro picado
2 ajos picados
200 gr. zanahorias ralladas o picadas
100 gr. de sobrasada
Aceite de oliva
200 ml. de nata (vegetal o no)
2 dl. de caldo
3 huevos grandes
1 rebanada de pan remojada en leche (o agua)
Sal
Pimienta blanca molida
Nuez moscada

Queso de cabra (para decorar)

Elaboración
Yo he usado para picar los ingredientes una picadora, usad una, o la Thermomix o a mano.
Rehogamos en una cacerola con un poco de aceite de oliva, la zanahoria, el puerro, la cebolla y el ajo. Una vez rehogado, añadimos la harina y mezclamos todo. Le añadimos el caldo a la mezcla anterior y removemos. Sazonamos con sal, pimienta blanca molida y nuez moscada. Removemos y añadimos las acelgas, y la sobrasada en trocitos pequeños. Removemos bien y dejamos un minuto. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. 

Cuando esté frío, precalentamos el horno a 180º C, cascamos los huevos en un cuenco, batimos con un tenedor, añadimos la nata, seguimos batiendo para integrar bien, el relleno que hemos dejado enfriar, y la rebanada de pan remojada. Mezclamos bien con el tenedor hasta que todos los ingredientes sean una masa única. Pero si lo queremos más fino podemos triturar con el turmix. Llenamos un molde, en este caso yo he usado moldes individuales, pero se puede usar un molde más grande tipo plum cake. 

Cocemos el pastel a baño María durante 45 minutos. Sacamos y dejamos enfriar. Servimos frío acompañado de un poco de queso de cabra que he quemado un poco con un soplete, es una opción mía, se puede comer sin acompañamiento.

Blogueros que disfrutamos el día en embutidos Matas:

Cristina
Fran
Manu
Margalida
María
Teresa
y yo

Inspirada en el libro sobrasada de Mallorca, sabor y color.
1/4/13

Hot dog (salchichas) homemade

1/4/13
Descubrir que puedo controlar lo que como en aquello que normalmente controlan otros me da alegría, poder elegir los ingredientes y que el resultado sea muy bueno me recuerda muchas veces a mi niñez. El olor que hacía la tienda de comestibles cuando para vender el café lo molían al momento y todo se inundaba de un aroma tan bueno que hasta yo que no había probado nunca el café me lo imaginaba. Ir a buscar la leche con una lechera cada tarde para luego ver como la hervían, que buena nata, verdad?. Recuerdo el repartidor de bebidas, gaseosa, naranjada, limonada, y piña mallorquina, una bebida que parece cola pero no lo es.


No, no estoy nostálgica, al menos en este momento ya que la receta de hoy lo dice bien claro, salchichas caseras y no tengo ningún recuerdo en mi niñez que mi madre hiciera salchichas, más bien las comprábamos frescas y bien hechas en una de las carnicerías del pueblo. Pero me recordó a otros tiempos, cuando controlábamos bien lo que comíamos, pues era cercano o propio o sabíamos de su origen.

Para la receta de esta entrada descubrí algunas cosas, una receta de Chutney de Mangoque ya le tenía ganas y que mejor ocasión que esta. Un Ketchup caseroporqué vale la pena. Unos envases de tubo muy divertidos para rellenarlos de la salsas y acompañar la salchicha que esta vez he querido que pareciese una salchicha tipo Frankfut o vienesa para parecer un hot dog, pero casero. Un fast food que me apetecía mucho.

Con estos tubos rellenos de salsas presenté el plato. El abrelatas de la foto ya tiene unos años, tiene un accesorio que hace años se usaba para abrir las latas de conserva y que yo he usado para el cierre del tubo. Después hice unas pegatinas para colocar y distinguir el tipo de salsa que va dentro de cada tubo. Use una manga para rellenarlos y así de fácil es.

Las salchichas las cociné primero al vapor y después las marqué en la plancha, quedan perfectas. Usé un poco de pimentón de la Vera para darle el color y sabor. Además pechuga de pollo que piqué en casa, le estoy sacando el jugo a la antigua 1,2,3, picadora Moulinex, pero vamos que sirve carne picada de la carnicería de confianza. También hice un poco de cebolla caramelizada para acompañarla, ese punto dulce le da un sabor muy rico.



Hot dog homemade

Ingredientes

2 pechugas de pollo picadas (o muslitos sin hueso ni piel)
1/2 cebolla o 1 pequeña
1 ajo
1/4 pimiento rojo
Sal
Pimienta negra
1 cdta. Pimentón de la Vera
1 huevo
Film transparente

Para la cebolla caramelizada
1 cda. aceite de oliva
1 cebolla mediana
2 cucharadas de azúcar moreno

Elaboración
Para la cebolla caramelizada, cortamos la cebolla en juliana, en una sartén con la cucharada de aceite la pochamos y cuando esté transparente le añadimos el azúcar moreno. Dejamos que caramelice y sacamos del fuego.

Para las salchichas, picamos la cebolla con la picadora, la mezclamos con la carne picada de pollo, picamos el pimiento rojo con la picadora, lo mezclamos con la carne, removemos para mezclar bien. Picamos el ajo y también lo añadimos. Salpimentamos, añadimos el pimentón y el huevo. Mezclamos bien todo el conjunto.

Con el film transparente formamos las salchichas, cómo la segunda foto, hacemos un nudo en los extremos y cocemos al vapor 10 minutos, aunque también se pueden hervir. Les quitamos el film transparente y calentamos una plancha con un poco de aceite, y las marcamos para que queden doraditas.

Servimos con las salsas y con la cebolla caramelizada o con pan tipo hot dog.







*Los tubos se pueden encontrar por Internet en empresas que vendan utensilios de cocina y catering.