6/8/13

Sopes Mallorquines #cocinamallorquina

6/8/13
No les puedo describir lo que sentí cuando Yolanda me propuso para seguir con #eldesafío, pero empecemos por el principio. Un día Patricia nos anuncia un nuevo juego, ¿Quién viene a cenar?, y de pronto se sentó en su mesa la mismísima Caperucita Roja, {roja estaba yo de envidia}, pasó el testigo a Carmen, y ella cenó con la elegante Cocó Chanel, {con Nº5?}, y al fin Yolanda, que nos descubrió una Sra. Merkel diferente hasta ese momento {yo me quedé con la boca abierta}, y en esas fue cuando ella me notificó quién vendría a cenar a casa.




*Imagen anterior descargada de su pagina web {opción descargar imagen}, modificada por mi y sin ánimo de comercializarla, simplemente es enunciativa por el tema. Será eliminada si así se solicita por el propietario.

Verdaderamente desafiante y difícil reto el que me propuso hace hoy 20 días. Al principio me llevé las manos a la cabeza {qué sea lo que Dios quiera!} pero después pensé; quién dijo miedo? será un honor para mi cocinar para uno de los mejores cocineros españoles. Modestamente, claro! no voy a convertirlo en una pesadilla y al final tenga que cerrar el "chiringuito", así que me puse a buscar un poco de información sobre mi invitado, que a estas alturas seguro ya sabéis que es Alberto Chicote

Y digo me puse a buscar un poco de información sobre mi invitado porqué todos conocemos la parte más mediática de él, y a mi me gusta saber que preferencias tiene quien viene a comer a casa, si tienen intolerancias {yo las tengo}, o son vegetarianos, si prefieren carne o pescado...y él no iba a ser una excepción. De entrada descubrí que no come huevos {los aborrece}, come más pescado {es más pescadero, dice él} y le encanta el jamón; del bueno, eso sí!, yyy? que le gusta la gastronomía mallorquina, {uff!, menos mal! no sé si me atrevería cocinarle unos callos con garbanzos}. 

Alberto Chicote dejó el rugby por la cocina, cuando lo explicó la primera vez me quedé asombrada, después pensé que mirándolo bien me recordaba a un amigo escocés, pelirrojo que también jugaba al rugby, pero bueno igual estaba yo divagando. También es arquero, no de fútbol ni de balonmano, es de los que tiran con arco, vamos!, ya veis que tiene ese punto diferente que gusta mucho, eh?, además de ser un gran cocinero con muchos años de experiencia y mucho trabajo bien hecho {eso lo sabemos todos y no es peloteo}, pero sobre todo se califica de gustos sencillos, habla bien de sus compañeros de oficio, visita a menudo a sus amigos mallorquines y es así de natural y abierto cuando cualquiera se le acerca y le pide una foto, espero que si algún día llega a esta entrada se sienta alagado pues yo estoy muy contenta de tenerlo como invitado. "Las cosas sencillas funcionan mejor que las cosas complejas" .- Alberto Chicote. No sé si es una máxima en todo lo que hace pero verlo cocinar hace que te entren ganas de dejarlo todo lo que estés haciendo y ponerte entre fogones.

Ahora os estaréis preguntando qué le he cocinado yo a Alberto Chicote? pues reuniendo un poco de aquí y un poco de allí, me he decantado por un plato tradicional mallorquín, algo que él ha comido ya en Mallorca, y que sé que le gusta. Lo quiero presentar bien, con todas las palabras y sentimientos que me han movido cocinar este plato. Decir que es una receta familiar, que en otras ocasiones he cocinado con mi madre, como él hace con su familia a veces, sobre todo en Nochebuena, y que los ingredientes son buenos buenos, no haré lo mismo que hizo Miguel Ángel Revilla en un reto con mi invitado {que me encantó}, pero podría ;) 



Las Sopes Mallorquines son un plato tradicional mallorquín, hecho con caldo de verduras y rebanadas finas de pa moreno o pan payés mallorquín. Se hace con verduras de temporada y se le añaden trozos de carne magra de cerdo, aunque este paso es opcional, además del "botifarró", que es un embutido mallorquín, y la sobrasada, por todos sobradamente conocida. Se cocina en una "greixonera" {cacerola de barro} y suele comerse acompañado de "olives trencades mallorquines" o aceitunas partidas mallorquinas, aunque esto puede ser un poco particular en cada casa mallorquina. La foto de abajo es de las sopes {pan} que se usa para este plato. Decir también que en Mallorca hay diferentes tipos de sopes, las sopes mallorquines de invierno, de verano, de carboner, de matanzas...


Sopes mallorquines para 4 personas

Ingredientes
3 cebolletas
1 tomate grande {el de la foto es del huerto de un amigo} o 2 tomates de ramallet 
1/2 col 
1 manojo de acelgas
1/2 coliflor
1 manojito de perejil
3 ajos
1 pimiento rojo
2 botifarrons mallorquins 
1 poco de sobrasada mallorquina 
200 gr. carne magra (en este caso, escalope de jamón)
250 gr. pan de sopes mallorquines
750 ml. agua
100 gr. Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra
Olives trencades {hechas por mi mamá}

Elaboración

Mise en place: cortamos la cebolleta en brunoise. Pelamos y troceamos el tomate. Picamos los ajos y el perejil, por separado. Cortamos el botifarrons en rodajas, y troceamos la sobrasada y la carne magra. Troceamos el resto de verduras. A la col le quitamos el tronco.
Coccion: Ponemos el agua a hervir. Sofreímos en una cacerola de barro con el aceite de oliva, la carne magra, hasta que se dore un poco, le añadimos el ajo y la cebolleta, pasados unos minutos echamos el tomate y el perejil. Removemos. Y le vamos añadiendo el resto de verdura troceada poco a poco. Cuando todo el sofrito esté un poco hecho le añadimos el agua hirviendo. Removemos. Cuando empiece a hervir otra vez, le añadimos la sobrasada y los botifarrons. Probamos una vez integrados, probablemente la sobrasada se deshará en la cocción pero nos dejará ese color característico del pimentón, además del sabor. Probamos antes de salpimentar. Salpimentamos al gusto. Y dejamos que termine la cocción hasta que la verdura esté blanda y la carne hecha.

Finalizada la cocción se retira todo el caldo y la verdura de la cacerola. En la cacerola pondremos una capa de rebanadas de pa de sopes, sobre ellas le vertemos un cucharón de caldo, encima otra capa de rebanadas de pan y otra de verduras, pero sin caldo. Iremos formando capas hasta terminar toda la verdura. Serviremos enseguida y acompañaremos de olives trencades (aceitunas partidas).



Información sacada de aquí y aquí, además de su Twitter, Facebook y Web.


Pero ésto sigue, ahora debo pasar el testigo a alguien y debo decirle quién va a cenar a su casa, no? así que lanzó #eldesafio a:


Ahora Juana tienes 20 días para prepararle una rica comida al Jorobado de Notre Dame, supongo que no tendrá que secuestrar a nadie para ello y celebrará el acontecimiento con campanadas de alegría. Esperamos ansiosos el día 26 para venir a ver el resultado.

Y yo me quedo con el precioso logo que Patricia nos diseño y que con orgullo ya forma parte de este Circo, y agradecerle lo divertido y bonito que ha sido participar en #eldesafío, además de agradecer también a Yolanda por hacerme partícipe. 



Y vosotros, qué receta le hubierais cocinado a Alberto Chicote? todo un reto, no creéis?