19/9/13

Rum chocolate cake #cocinaunasonrisa

19/9/13
Chocolate.- Si tuviera que contar una historia relaciona con el chocolate no podría; no tengo ninguna. En cambio si tuviera que contar la relación que tiene el chocolate con mi vida podría hacerlo. La primera sonrisa que se nos dibuja en la cara suele ser después de tomar un cacao, la marca que nos deja en la cara siempre ha sido divertida, más marcada si es chocolate a la taza. Y esas meriendas con pan y chocolate?, unas veces nos comíamos primero el pan para terminar con el chocolate al final y otras era al revés pues nos gustaba empezar por lo mejor de la merienda (aunque a mi me gustaba más comerme el pan y después el chocolate). 


Mis primeros bombones fueron los que venían con el "Rosari" que me regalaba mi madrina. Y el chocolate con ensaimadas que cada domingo desayunaba en casa. Mi polo o paleta preferido era el de chocolate. Y mi tarta de cumpleaños; también. Y está muy bien regalar flores, pero yo prefiero que me regalen chocolate. Así que sí, detrás de estos rituales, historias o vivencias se esconde siempre una gran sonrisa si hay chocolate de por medio. Por eso y porqué llegaste al tercer aniversario, mi #cocinaunasonrisa es de chocolate. 

Le di muchas vueltas antes de llegar a ello, no creas que ha sido fácil, pensé en algo dulce, después salado para terminar con dulce otra vez. Y en el proceso sonreí mucho, pues cada receta iba acompañada de una historia que me hacía sonreír (una historia con el patchouli y mi abuela, o la historia de la "caña 69" en vez del licor caña 65 y la cara de alucine de mi padre, o cómo hablando con mi madre entendió "el palau d'es porcs" en vez de "el palau d'esports") ya ves!, sonreír sí he sonreído.



Pero además, esta receta va acompañada de un nota de sabor muy mallorquina (que sé que eso te hace sonreír). Todos los mallorquines conocemos el ron dulce Amazona, aunque a todos nos de por llamarlo Amazonas (y no sé por qué), quién no conoce a alguien que haya tomado un carajillo con ese ron?, pues yo lo uso en la cocina y te puedo asegurar que si lo usas en la ganache de chocolate estás perdido. Es además un bizcocho con poca harina y eso le da ligereza, pero tienes que dejar que se enfríe en el horno, pues si lo sacamos probablemente menguará, aunque está igual muy rico.

Rum Chocolate cake

Ingredientes
Para la ganache:
300 gr. chocolate (a trocitos)
200 ml. nata de avena 
75 ml. ron dulce Amazona

Para el bizcocho
450 gr. chocolate (a trocitos)
125 ml. ron dulce Amazona
4 huevos grandes (separar las yemas de las claras)
125 gr. AOVE Señorios de Relleu
80 gr. harina de espelta blanca tamizada
75 gr. azúcar

Coco rallado y fresas para decorar (opcional)

Elaboración
Para la ganache, derretimos todos los ingredientes en un cazo, a fuego lento y con cuidado de no quemarlo, retiramos del fuego y reservamos.

Para el bizcocho, precalentamos el horno a 180º C. Derretimos en un cazo el chocolate con el ron, con cuidado de no quemarlo y mientras lo dejamos enfriar, batimos las claras a punto de nieve, añadiéndole al final el azúcar. En otro cuenco, batimos las yemas, el aceite y la harina. Una vez mezclado le añadimos, y sin dejar de remover, el chocolate derretido. Finalmente mezclamos las claras con el preparado anterior asegurándonos que se mezcle bien. Preparamos un molde con spray antiadherente y vertemos dentro la masa. Horneamos durante 25 minutos. Dejamos enfriar en el horno y después lo desmoldamos y pasamos encima de la rejilla para que se enfríe totalmente.

Una vez frío lo cubrimos con la ganache. Lo decoramos con coco y fresas, o a nuestro gusto.




Feliz tercer aniversario, Manu Catman! que las sonrisas sigan más allá de las recetas y que los buenos momentos compartidos nos hagan sonreír siempre que nos acordemos de ellos. Qué seas muy feliz!





3/9/13

Lemon marshmallow

3/9/13
Marshmallow, malvavisco, nube, esponja, dependiendo del lugar que nos encontremos lo llamaremos de una u otra manera, aquí los llamamos nubes, no sé muy bien por qué pues las que yo conocí de pequeña eran rosaditas con el interior blanco, hoy en día también existen, y no sé muy bien en que se parecen a las nubes, pero así es aquí. Con el tiempo se han convertido en blancas, azules, verdes, bueno! ya sabéis, verdad? no necesitan mucha presentación.



Un día recibo una propuesta de colaboración con LaBelleCarte, una empresa dedicada a enviar invitaciones y tarjetas virtuales de diseño para celebraciones y momentos especiales. Los que me rodean saben que he estado rodeada de mucho diseño estos meses por lo que no podía negarme a colaborar con ellas, hace poco más de un año que acaban de empezar su andadura y siempre nos vendrá bien conocer una referencia para felicitar a nuestros seres queridos. Así que si os apetece visitarlas en Facebook o Twitter, o seguidlas en su blog no dudéis en hacerlo.

Por hoy soy su invitada, y el tema que eligieron fue el limón, ya sabéis que hace poco hice un limón relleno muy especial, así que esta vez tengo la oportunidad de experimentar con las nubes, estaba deseosa de probar este dulce y aplicarlo a diferentes recetas, y aquí tenéis el resultado, fácil y delicioso, pero además lo he preparado para que sirva en otras recetas.




Lemon marshmallow

Ingredientes
25 gr. de gelatina en polvo
185 ml. de zumo de limón
La ralladura de un limón
500 gr. azúcar glasé
1 cda. glucosa líquida
200 ml. agua
2 claras de huevo
Azúcar glasé para espolvorear

Elaboración
Mezclamos la gelatina, la ralladura y el zumo de limón en un cazo. Dejamos reposar unos minutos, para que la gelatina se hidrate bien. Ponemos al fuego muy bajo, y calentamos hasta hervir. Apagamos y dejamos reposar mientras hacemos el resto.
En otro cazo mezclamos el azúcar, la glucosa y el agua. Llevamos a ebullición, removiendo constantemente. Cocinamos durante 8 minutos a fuego bajo. 
Ahora montamos las claras hasta lograr picos firmes. Seguimos batiendo e integramos los líquidos anteriores poco a poco, sin dejar de batir en ningún momento. Batimos hasta que la mezcla se enfríe. Mientras, colocamos papel de hornear en una fuente y vertemos el preparado de la batidora. También podemos usar moldes de silicona con formas si nos gusta más. Ponemos a enfriar en el frigorífico unas horas. Una vez cuajado desmoldamos y cortamos las marshmallow con un cuchillo untado ligeramente con un poco de aceite. Una vez cortados los rebozamos un poco de azúcar glasé y ralladura de limón. Guardar en el frigorífico si hace calor.




Podemos ponerlo en una caja bonita para regalo, o que forme parte de una cesta de picnic. También podemos acompañar las magdalenas de chocolate, simplemente agujerear el centro, ponerle dentro lemon marshmallow y calentarlo con un soplete, el conjunto de sabores es delicioso.

Y también podemos hacer ginebra de marshmallow para preparar un Gin Fizz, ya que es un cóctel que necesita azúcar para su elaboración, si lo hacemos así sustituimos el azúcar pues con la maceración de la ginebra conseguimos ese punto. 

Lemon marshmallow Gin Fizz

Ingredientes
Lemon marshmallow gin
El zumo de un limón
Soda
Hielo

Elaboración
Mezclamos los ingredientes a gusto. A mi me gusta poco cargado por lo que mi copa llevaba poco lemon marshmallow gin, pero eso va a gusto de cada uno. Además el clásico gin Fizz se hace en coctelera, bueno, en esta ocasión yo lo preparé directamente.  


Lemon marshmallow Gin

Ingredientes
Ginebra
Lemon marshmallow

Elaboración
Infusionamos durante 24 horas la ginebra con los marshmallow. Para preparar el gin Fizz debemos colar la preparación. 

Podemos usar marshmallow de diferentes maneras, cada una especial y deliciosa, queda genial en una mesa dulce, cambiando el sabor principal y adaptándolo al gusto de cada uno también. Yo he aprendido un cóctel nuevo, y los marshmallow los sigo llamando nubes, a mi me gusta más, una manera dulce de terminar el día. A los que sigáis de vacaciones disfrutadlas a tope, a los que habéis vuelto a la rutina feliz regreso y para todos; bienvenidos.




Verdad qué es precioso?