12/11/13

Rose cookies

12/11/13
Sakura, era una joven japonesa de mirada inquieta que vivía feliz mente casada con su esposo Makoto, vivían en la región de Yoshino, en un pequeño pueblo llamado Hitome Senbon. Sakura y Makoto se conocieron a escasas semanas de su enlace, pues los padres de ambos habían acordado que cuando sus hijos cumplieran la edad de 20 años, se casarían como unión de las dos familias.
Cierto día Makoto tuvo que marchar a la guerra, Sakura no le amaba pero entristeció por la noticia. A la mañana de partir, Makoto le regalo a Sakura una simiente de un peculiar árbol llamado cerezo y partió con los demás con la promesa de que regresaría antes de que el cerezo empezara a tener flores.

Un día, llego un muchacho al pueblo en busca de trabajo. Setsu, que así era como se llamaba el joven, paso delante de la casa de Sakura, y vio como el gran árbol blanco se alzaba entre la maleza del jardín de la casa, por lo que decidió entrar y prestar sus servicios como jardinero. Los dos pasaban mucho tiempo juntos, ya que ella también colaboraba en el mantenimiento del jardín. Pasaban largas horas hablando y riendo, compenetraban muy bien, y poco a poco fueron enamorándose el uno del otro hasta que Setsu un día, mientras descansaban bajo del cerezo, aparto de la cara de Sakura un pequeño mechón que tapaba los grandes ojos de la muchacha y le robo un beso.

Makoto al descubrir la traición de su mujer, decidió acabar allí mismo con la vida de ambos, a los pies de el cerezo que un día había regalado a su amada esposa. Fue tanta la rabia con la que Makoto usó su espada, que se creo un gran río rojo que tardo horas en desaparecer bajo la tierra. Cuenta la leyenda, que a partir de que el amor de Sakura y Setsu fuera culminado frente al majestuoso cerezo, este que había vivido el romance a sus pies, absorbió tristemente el amor de estos mediante sus raíces y comenzó a tornar sus flores rosas para mantener vivo su espíritu y que Sakura y Setsu vivieran eternamente su amor.

Relato: Cuento popular japonés.




Ya sabéis de mi gusto por la gastronomía japonesa, me fascina aunque me resulte difícil encontrar los ingredientes necesarios para realizar sus platos. Y en esta búsqueda estaba yo con las famosas flores de cerezo llamadas en Japón: sakura, que no es el árbol que da las cerezas, que es de otra variedad, sino un árbol que sólo se cultiva por sus flores. Busqué sakura en conserva para hacer estas bellas galletas pero no las encontré, no al menos cerca. Así que estuve un tiempo buscando con que otra flor podría sustituirlas, hasta que en el supermercado de alimentación asiático encontré rosas para el té de rosas, son pequeñitas no tienen tallo como las flores japonesas y no están en conserva si no secas, pero sólo era cuestión de probarlo. Además ahora estoy metida en nuevos proyectos y no tengo mucho tiempo para buscar la sakura, pero un día la encontraré.

La diferencia de estas galletas con las de mantequilla, evidente están hechas con aceite pero hacemos una mayonesa no ponemos solamente el aceite, no creéis que es una manera para "investigar", la textura es igual que las de mantequilla y la galleta una vez horneada sale perfecta. Lo intentaré.

Rose cookies 

Ingredientes (17 unidades de 6 cm. diámetro)
165 gr. harina de espelta o trigo
50 gr. harina de arroz
50 gr. azúcar
1 cucharada de rosas para té secas, trituradas
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar moreno para poner sobre las galletas
Rosas para té de rosas, secas para decorar las galletas

Para la mayonesa
125 gr. AOVE Señorios de Relleu
25 gr. agua
2 yemas de huevo

Elaboración
Tamizar las harinas juntas y reservar. En el cuenco de la KA ponemos las rosas trituradas, el azúcar y la sal. Aparte hacemos la mayonesa con las yemas de huevo, el agua y con la batidora de mano, vamos añadiendo el aceite poco a poco hasta conseguir la consistencia de la mayonesa.
Pasamos la mayonesa al cuenco de la KA y mezclamos con la pala. Cuando la mezcla está bien incorporada añadimos la harina tamizada y mezclamos hasta formar la masa.
La sacamos del cuenco y amasamos a mano durante un par de minutos sobre una superficie ligeramente enharinada. Cubrimos la masa con film transparente y dejamos reposar en el frigorífico durante 30 minutos.
Precalentamos el horno a 175º C.Formamos las galletas de unos 5 mm. de espesor y ponemos unas rosas de té de rosas sobre ellas, hacemos un poco de presión para que se fijen bien y esparcimos un poco de azúcar moreno encima.
Horneamos durante 15 minutos, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la bandeja 5 minutos y después pasamos a la rejilla para que se enfríen completamente.


Rose cookies

Ingredients (17 cookies, 2.4 inch. diameter)

165 gr. spelled or wheat flour
50 gr. rice flour
50 gr. sugar
1 tablespoon dried roses for tea, crushed
1 pinch of salt
1 pinch of brown sugar to put on cookies
Roses for tea roses, dried to decorate cookies

The mayonnaise:
125 gr. EVOO 
25 gr. water
2 egg yolks

Method
Sift together the flour and set aside. In the KA bowl put mashed roses, sugar and salt. Aside make the mayonnaise with the egg yolks, water and hand mixer, we add the oil slowly until the consistency of mayonnaise. We spent the mayonnaise KA bowl and mix with the shovel. When the mixture is well incorporated add the sifted flour and mix to form dough.
Remove from the bowl and knead by hand for a few minutes on a lightly floured surface. We cover the dough with plastic wrap and let rest in the refrigerator for 30 minutes.
Preheat oven 347º F.
Form cookies about 5 mm. thick and put a pink tea roses on them, do a bit of pressure for them to look good and sprinkle over a little brown sugar. Bake for 15 minutes, remove from the oven and let cool on the pan 5 minutes and then had to wire rack to cool completely.





Inspired: dailydelicious and Manu's Menu.