Canefes de 1876 #CocinaMallorquinaAntigua

María era especial, pequeña, un poco arrugada y con mucho nervio.  Soy vieja!__ me decía cuando hablábamos juntas. Nunca quise preguntarle...

María era especial, pequeña, un poco arrugada y con mucho nervio. Soy vieja!__ me decía cuando hablábamos juntas. Nunca quise preguntarle la edad, pero cuando yo era pequeña ya era así. La veía moverse en la cocina igual que un bailarín en la pista. Pero niña qué cosas me dices__ me decía medio avergonzada y muerta de la risa.

No importa la edad que yo tuviera, siempre me llamaba niña y me pellizcaba la mejilla, tan linda ella!. Si tenía mal de amores me preparaba chocolate y me contaba la vez que un pretendiente le regalaba cada día una flor, y un día dejó de hacerlo. Si me dolía la barriga, su arroz hervido y sus historias de princesas, príncipes y ogros hacían que no lo sintiera. Tenía remedios para el alma y nos cocinaba recetas que ella decía eran antiguas y casi olvidadas pero que recordaba con total exactitud.



Cocina mallorquina siglos XVIII · XIX. Vuelvo a la cocina antigua y aunque ahora use artilugios antes jamás pensados y los ingredientes los encuentre en tiendas especializadas o mercados y no en el corral de casa, mi intención es enseñaros lo que se cocinaba en una Mallorca que heredó mucho de los árabes cuando era su oasis, o de los catalanes cuando fue su isla paraíso, y de todas las culturas venidas de todos los rincones de mundo cuando fue puerto de muchos barcos.


Es un recorrido por mi historia gastronómica, espero que os guste, para los mallorquines que la desconocen y quieran regresar al pasado y para los demás que quizás entre ella vean similitud con la suya. En esta entrada nos trasladamos a la cocina del año 1876, siéntense a la mesa y disfruten del espectáculo.


Canefes

Ingredientes

Albóndigas:
Carne picada*
Tocino
2 huevos 
La miga de una rebanada de pan
Caldo [para remojar el pan]
Pimienta negra
Harina [si se necesita]

Canefes:
Albóndigas
Tiras de tocino

Salsa:
Aceite de oliva
Cebolla *
Tomate
Caldo
Pimienta negra
Sal

Elaboración

Precalentamos el horno a 200ºC.
Para las albóndigas, se pica el tocino y me mezcla con la carne picada, los huevos, la miga de pan remojada en caldo y un poco de pimienta negra molida. Si la masa quedará un poco líquida se añadirá un poco de harina. 

Para las canefes, formamos las albóndigas y las envolvemos con las tiras de tocino. Ponemos papel de hornear sobre la placa del horno y colocamos las albóndigas envueltas. Horneamos 20 minutos. [Antiguamente se freían].

Para la salsa, cortamos en brunoise la cebolla y la sofreímos en aceite de oliva, salamos, le añadimos el tomate y dejamos espesar un poco, le añadimos un poco de caldo y pimienta negra. Removemos y dejamos hervir. 

Mientras sacamos las albóndigas del horno, estarán doraditas y las añadimos a la salsa. Dejamos cocer hasta que la salsa reduzca. 

Servimos caliente. 

Notas:
* No sé si, [como se decía en aquellos años; Mallorca es cerdo], la carne picada era de cerdo, lo que sé es que era picada al momento junto con el tocino. Yo he usado mixta de cerdo y ternera.

He cortado la cebolla en brunoise pero no muy pequeña, dudo que en aquellos años y en las cocinas mallorquinas supieran de ese término, y por supuesto no había picadoras.





Texto y fotos: Circus day by Caty Pol

También podría gustarte

45 comentarios

  1. Apasionantes estas "Canefes". Creo que probaré de hacerlas, porqué la verdad, las albóndigas ya me 'aburren' un pelín, jejeje
    ¡¡Muchas gracias!!

    Cocina de emergencia
    http://cocinadeemergencia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Historia preciosa, para ilustrar una receta que no por antigua es menos buena y menos apetecible. La cocina de nuestras madres, abuelas o "viejas" que nos rodean tiene, para mi, el encanto del tiempo y de lo auténtico, y esta receta histórica lo tiene.

    Que bueno rodearte de personas que te alimenten el alma y el espíritu con comida e historias para no olvidar.

    Un beso grande desde Madrid.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan esas historias y, personalmente, la gastronomía tradicional, aunque la mejoremos en un sentido u otro, sigue siendo mi preferida.
    No conocía esta receta y me ha encantado que la traigas y nos la muestres. Me gusta hasta el nombre: canefe. De dónde viene esa palabra?
    Besitos y no tardes mucho en traernos más recetas tradicionales mallorquinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, es una pena no saber de dónde viene el nombre, sé que la gastronomía catalana lo usa pues a veces he visto menús que lo llevan escrito pero nunca vi una fotografía así que no sé a que se refieren exactamente.
      No creo que tarde mucho en volver a aquellos años para mostraros más.
      Un besito

      Eliminar
  4. Una gran historia para una no menos gran receta Caty!
    Creo que ante semejante delicia, no importa demasiado si la carne es de cerdo, ternera, o mixta, ya que la pinta que tiene es espectacular, no crees?

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Bueno, me encanta esta receta mi Caty!!!!..nada más verla me entró por los ojos y al ver su antigüedad me enamoró del todo!..ya sabes que soy una enamorada de toas las recetas que vienen de lejos y desde luego de la cocina sencilla..sea Mallorquina o china..pero sencilla y tradicional!
    Al leer tu entrada también sentí una profunda dulzura por Maria y por la niña que eras..bueno, eso lo sigues siendo, pero un poco menos ;) solo un poquito!!!!!
    ahora voy y te comparto...que ya dejé pasar el rato para que no satures ;)
    Loviu y cuida esa cabecita bonita...que tiene que estar en condiciones para seguir pensando cosas así de bonitas! <3

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, Caty, la historia y las canefes. Sabes, por aquí a pesar de estar en el siglo XXI, aún queda gente que sigue viviendo casi como en aquella época. Me guardo la recetita que soy fan absoluta de las albóndigas en todas sus versiones. Un besiño.

    ResponderEliminar
  7. La receta será antigua querida Caty, pero luce en la actualidad y en tu plato ofreciéndonos un auténtico espectáculo digno de este rincón con encanto. Siempre que vengo a verte quedo maravillada en tu cocina. Esta propuesta me parece fantástica.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. qué maravilla de receta, me encanta y la prepararé te lo prometo, me parece riquisima, olé por tu receta antigua y por tu canefe, bs

    ResponderEliminar
  9. Ella alimentaba tu alma con historias, reconfortaba tu cuerpo con lo que adivino eran humildes pero sabrosas comidas y en todo ello seguro, seguro que ponía mucho amor, tanto como el que tu transmites a través de tus entradas y fotografías. Gracias por este regalo.

    ResponderEliminar
  10. Pues será antigua pero se ve bien actual. Creo que tenemos que dejar un tiempo aparcados las creatividades y volver a los inicios, que bien rico son, como se puede ver...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. no sabes cómo me gusta esta receta....soy una amante de las recetas antiguas, de esas que han llegado a nosotros de manera casi de superviviente, con el boca a boca, o hojas manuscritas difíciles de leer...
    Me encanta esta receta y lo que cuentas en ella, de lo que fue Mallorca, de lo que sentís por ella. Y precioso el recuerdo de Maria.

    ResponderEliminar
  12. ¿Cómo agua para chocolate????
    Qué receta más buena, nunca la había visto y me encanta!!!!

    ResponderEliminar
  13. Mojaba una barra de pan entera en esa salsa. Estoy enfrascada en libros antiguos de cocina y son una maravilla. Bien explicados y minuciosos. Una maravilla para los sentidos y el paladar, como este plato. Un besito

    ResponderEliminar
  14. Al empezar a leer he pensado en María, y en lo dulce y atenta que tendría que ser, y en lo divertido que sería aprender de ella recetas como esta. Yo jamás he oído hablar de los canefes, ni los he visto, pero ... tú sabes lo que me has tentado a hacerlos ???

    Mi Caty me guardo esta maravillosa receta para un día de los de pecar, de esos para concederse caprichos, aunque ... la puedo hacer más light poniendo sólo carne picada de ternera, jejejeje.

    Me encanta que nos des a conocer recetas tan antiquísimas y encima de tu tierra.

    Besazos REINA

    ResponderEliminar
  15. Qué bonita la introducción y qué buena la receta :). A mí también me gusta mucho volver a "lo antiguo" o mejor dicho, a lo de siempre, a nuestras raíces, aunque sea reinterpretando un poco. Creo que la cocina dice muchísimo de nuestro pasado, nuestra cultura y nuestra identidad, y más en tierras que han tenido tantísimas influencias a lo largo de la Historia, como Mallorca, o Murcia ;). Se nota que soy historiadora de formación? Jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. con una presentacion asi es como volver a darle vida a esta receta antigua de tu isla.Tremenda¡¡
    Petons

    ResponderEliminar
  17. Desde luego es un espectáculo, qué delicia !! una receta estupenda. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  18. Pasea todo lo que quieras porque si es para regalarnos la vista y el paladar como lo has hecho hoy tus viajes prometen. Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Paso de puntillas porque cómo me gusta este plato¡¡¡¡ Un beso grande preciosa, seguro que tu Maria debía estar encantada de tenerte cerquita rondando por su cocina.

    ResponderEliminar
  20. El mejor legado que podemos dejar a nuestros hijos son esos recuerdos mágicos , esas recetas con sabor a recuerdo que siempre reconfortan nuestro cuerpo y alma ......ojalá uno no creciera tan rápido verdad ?...........Cuando somos niños un minuto es una eternidad y sin embargo con el paso del tiempo , nos parece que nuestra vida ha sido un instante, que se ha pasado en un click .....pero bueno que me desvío jaja....
    La receta me encanta y siendo tan antigua, aun mas, porque son verdaderos tesoros que hay que conservar por siempre, nuestra tradición y esencia que jamás deberemos perder.
    Besinos mi linda.

    ResponderEliminar
  21. Caty, muy rica esta receta mallorquina, además al hacerla al horno tendrá menos grasa que frita.
    besos,

    ResponderEliminar
  22. Precioso homenaje no solo a esa María, a todas las Marías que las hay, y muchas. Somos muchos los afortunados que hemos contado con una en nuestras vidas.

    No conocía esta receta, también debo decir que desconozco bastante y muy a mi pesar la gastronomía de las islas, porque no he tenido ocasión.

    Te ha quedado de escándalo, eso no puede no estar bueno.

    ResponderEliminar
  23. Qué bonita historia! Me encanta!

    ResponderEliminar
  24. Mi querida amiga, que entrada maspreciosa, que agradable es leerte siempre, y que agradable ver tus ricas recetas, esta me ha parecido divina, de esas que no se pueden perder, por que tienen mucho valor, y para mi son recetas joyas. Mil besicos tesoro

    ResponderEliminar
  25. Caty, encantada de que me enseñes toda la hisotira de tu preciosa isla, a través de la comida. Será un viaje hitórico y gastronómico interesantísimo, sin lugar a dudas, comeo steplato que nos traes hoy. Bs

    ResponderEliminar
  26. Me traslado contigo a aquella época y me llevo a toda mi familia que está deseando que en casa caiga esta receta.
    Da gusto sumergirse en Circus y disfrutar de lo que escribes y cocinas.

    Eres una joya linda!!!!
    Mil besitos

    ResponderEliminar
  27. Caty, menudo homenaje al pasado, esta receta tradicional me ha conquistado...
    Me gusta todo lo que lleva, seguro que me encantaría!!
    Cuando los preparé, te contaré qué tal.
    Un beso, solete!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  28. Cómo me gustan tus historias, tus fotos y tu saber hacer pena que siempre voy corriendo, me tendré que conformar con visitarte cuando pueda y deleitarme con placer por tus entradas, besos.

    ResponderEliminar
  29. Siempre aprendiendo contigo un poco mas de cocina tradicional.
    Mil gracias Caty.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  30. Pues qué especatáculo. Tengo que probar este antique ;-) Me ha encantado.
    Muchos besitos,
    Vero
    lacocinadevero.com

    ResponderEliminar
  31. Rescatando recetas, menuda pinta! Esta receta apetece mucho con el frío, muy tradicional para hacerla en casa calentitos!Bss

    ResponderEliminar
  32. Hola Caty!
    Te veo haciendo de Indiana Jones de la cuina.
    Está genial la recuperación de recetas, me apasiona la idea. Ésta que has traído hoy es sugestiva a más no poder y superfactible.
    El nombre me sugiere "cenefas" y concuerda con el aspecto de una parte de la elaboración, ese momento en que el tocino parece una cenefa que rodea la albóndiga, y también el aspecto final del plato lo sugiere.

    Bss

    Marisa

    ResponderEliminar
  33. Un plato muy interesante y muy rico. Aunque no tanto como la entrañable María :)
    besos

    ResponderEliminar
  34. No recuerdo ningún plato similar entre nuestras tradiciones pero lo que de verdad me ha encantado es tu presentación, como me gusta cuando te pones tan Circus!!!!
    Feliz fin de semana ¡Muack!!!

    ResponderEliminar
  35. Pero que cosa más rica, por Diós!! Me ha encantado la pinta que tiene y los ingredientes con que se prepara ;)
    un beso

    ResponderEliminar
  36. Hola guapísima, ¡qué historia tan hermosa, qué maravillosos recuerdos y qué plato tan rico!. Un besazo grandote.

    ResponderEliminar
  37. Hola mi niña, lo primero es que me ha encantado la historia, y que debe estar buenisimo, tengo libros muy antiguos que me estan estrando ganas de buscarlos.
    Y contesto a tus dudas, no esta para nada salado, yo lo hice con boniato rojo, y le añadi un poco de sal, pero no mucha, pruebalo si puedes que te va a encantar, besitos preciosa

    ResponderEliminar
  38. Porqué será que casi es más importante la cocina para el alma que para sobrevivir?? Hermosa historia, y estupenda receta.

    Me parece una idea genial que la recuperes, y que nos la enseñes aquí, para que no se pierda.
    Que tengas muy buena semana.
    Besos mi niña.

    ResponderEliminar
  39. uooooooooooo ja había vist la foto pero me encantat llegirla a la recepta
    es una idea magnifica recuperar receptas y fer-las i ensenyarles
    gracies mil !

    ResponderEliminar
  40. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado, de verdad, me parece súper original. Me gustado mucho el texto sobre María, muy tierno. Los canefes te han quedado geniales.

    Un besito

    ResponderEliminar
  41. Caty siempre es un placer recuperar estos platos tradicionales que se solían preparar en las casas con tanto esmero. Tanto como el que tu has puesto en presentarnos esta delicia. La verdad es que debe estar buenísimo!!!

    Besos mil preciosa

    ResponderEliminar
  42. Hace poco que comentaba con unos amigos que podría vivir perfectamente en un cortijo, criando pollos, cabras y poco más, con un huerto.... y lo digo de verdad. Veo a tu viejita y me recuerda a la mi abuela Paca, Estaban tan vivas estas mujeres!,, con tan poco!... Bueno, vengo de tu entrada de buñuelos de leche, esta me la había perdido, y menos mal que las has enlazado para descubrir entre la histoRia que nos cuentas una receta TAN ESTUPENDA!

    ResponderEliminar
  43. Vengo a conocer a María y me encuentro con estos canefes, que maravilla cada historia que nos cuentas Caty, literal me siento a ver el espectáculo de aquella época, pues se ve que María te quería mucho y lo plasmaba en cada cosa que con cariño te hacía.

    Eatos canefes claramente no los conocía, y me parece una completa delicia de la cocina mallorquina, sencillos con bello color y muy llamativos con esa salsa maravillosa que me recuerda un poco el hogao de mi tierra

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un poco de tú tiempo, espero que te haya gustado el espectáculo y vuelvas pronto. Este blog no participa en cadenas ni memes, pero gracias por pensar en mi.

Participo en

Licencia Creative Commons
Circus day por catypol se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Respétame, no copies, no reproduzcas mis fotos, pregúntame antes de usar sin autorización y nómbrame si la obtienes.
Design by caty of circusday.net
Safe Creative #1706010272763