Robiols de llet de 1915 #CocinaMallorquinaAntigua

María cruzaba silenciosamente toda la casa para llegar desde su habitación a la cocina, siempre a la misma hora, las seis de la mañana. Su ...

María cruzaba silenciosamente toda la casa para llegar desde su habitación a la cocina, siempre a la misma hora, las seis de la mañana. Su ritual, después de asearse en su habitación, era el de hacer café mientras ella terminaba con sus cosas. Y cuando el aroma inundaba la casa todos nos poníamos en funcionamiento como si fuéramos muñecos automatizados y respondiéramos a una llamada... se escuchaba caer el agua en el baño, a los niños correr por los pasillos, y a María organizarnos el desayuno igual que una maestra de ceremonias y quisiese que todos disfrutáramos con su espectáculo matutino.

Seguramente recordáis a María en esta entrada que hice hace un tiempo, en ella nos presentaba un plato de la cocina mallorquina antigua. Yo espero contaros más cosas sobre ella, es un poco recelosa con su vida pero creo que si lo hago con la delicadeza que se merece pronto sabremos más. Como esta cerca el día de las vírgenes y en Mallorca se celebraba con serenatas, buñuelos y Mistela, "desterramos" otra receta que ella seguro haría con mimo. En esta ocasión pertenece a una cuarta edición de 1915 aunque la primera edición que yo vi sea de 1874.

Robiols de llet


Cuando te relacionas con los demás, aunque sea sin interactuar, y con eso no me refiero a cuando te cruzas con alguien en la calle, no, me refiero cuando te encuentras con desconocidos en eventos sociales, por ejemplo, pero hay tanta gente que no hablas con todos, o simplemente acudes algún lugar y cruzas unas pocas palabras con alguien, o visitas un bar y hay personas sentadas tan cerca de ti que puedes escuchar sus conversaciones, incluso algunas muy íntimas. Esa percepción de lo que pasa a tu alrededor se quedará en la mente, te habrás relacionado interactuando o no, y alguien un día te sorprenderá contándote algo sobre cómo te vió sin que tú te hubieras dado cuenta.

Esta es la primera historia, de cómo una persona con la que me encontré una vez y tuve un breve contacto, me describió en su blog, totalmente sorprendente para mi que suelo pasar desapercibida, ella que se llama Laura trabaja en una biblioteca a la que yo fui a documentarme. Así tuve dos sorpresas, una fue la receta y la otra una entrada dedicada a Circus day, mi blog que aunque de cocina y en su título no lo pone por lo que cuesta encontrarlo, es mallorquín de nacimiento, alma y corazón.


La segunda historia fue hace mucho más tiempo y, la razón de esta entrada aunque no lo parezca, en ella conocí a otra persona, Carmen, es más comimos juntas junto a mi adorada Mamen y su marido (que en su momento vivieron en Mallorca). Pues allí conocí a la dueña del blog Rezetas de Carmen que está de aniversario y de concurso. Así que dedicado a ella también va, a ese día tan lindo que pasamos. Por lo que cuando Carmen nos pide que realicemos una receta de un libro, yo pensé en este, en un libro que me uniese por historia pues al fin y al cabo en mi vida hay muchas historias y las bonitas las he vivido con muchos de vosotros.

Robiols de llet


Aquí mi versión de Robiols de llet (buñuelos de leche)

Robiols de llet de 1915

Ingredientes

125 g. harina de trigo
80 g. manteca de cerdo
250 ml. leche
3 huevos L

Aceite para freír
Azúcar para servir con los buñuelos, aunque si gusta también los pueden rellenar.

Elaboración

En una cacerola fundimos la manteca, seguidamente le añadimos la leche, removemos en todo momento y le añadimos la harina, se formará una masa más compacta. Nos aseguramos que la harina se ha integrado bien y no han quedado grumos, además debemos dejar que se cocine bien. Apagamos el fuego y la dejamos enfriar un poco, cuando al tocar la masa ésta no nos queme le vamos añadiendo los huevos, uno a uno e integrándolos bien antes de añadir el otro. Reservamos la masa.
Calentamos en una sartén aceite, bajamos un poco el fuego ya que el aceite no se tiene que quemar y tiene que freír los buñuelos por dentro, y formamos, con dos cucharas o con manga pastelera (yo lo probé con la manga y no me gustó el resultado por lo que para mi forma de ver es mejor con dos cucharas), los buñuelos que vamos friendo en tandas de cuatro o cinco (para controlarlos mejor y no se nos quemen).
Una vez fritos los sacamos y los ponemos sobre papel de cocinar para absorber el exceso de aceite que tengan.



"Con esta receta participo en el concurso por el 4º cumpleblog de Rezetas de Carmen #PonUnLibroEnTuCocina"

Robiols de llet


He aquí las historias de una receta, de un libro, de dos personas a las que conocí y con las que interactué de diferente manera. Y también de María, pero con ella la historia seguirá para descubrirnos más sobre la gastronomía antigua mallorquina.



Texto y fotografía: Circus day by Caty Pol

You Might Also Like

28 comentarios

  1. Bon día Caty!
    estas recetas me encantan, con su historia a cuestas. Me acuerdo de la bibliotecaria y su reseña. El interés por recuperar libros antiguos que nos enseñan el camino que la cocina o cualquier otra cosa han recorrido.
    Por otra parte, estos robiols son fáciles de hacer y los probaremos seguro.
    Bss
    Marisa

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy bonita y muy bien hilada, Caty. Seguro que a Carmen le encanta tu receta de rubiols. A mí me ha encantado porque veo otra forma de hacer robiols... En Menorca nunca me los he topado así. Tengo muy pendiente Mallorca. Lo sé.
    La receta me ha gustado mucho. No me va a quedar más remedio que hacerla, sobre todo porque a Marc estas cosas le encantan. Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  3. M'encanta sa manera d'introduir-nos dins la recepta i m'encanten aquests llibres amb aquesta manera d'escriure. Gràcies per compartir aquesta recepta. Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Esto ha de estar de puro vicio!!! Qué rico!!! Muchas gracias por traernos este tipo de recetas tradicionales :)
    besos

    ResponderEliminar
  5. Una delicia del cielo!!! Me la apunto. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Tus buñuelos vienen cargaditos de buenos momentos que transmites con mucho sentimiento. Una receta con historia y que se ve muy tentadora. Mucha suerte en el concurso. Besiños.

    ResponderEliminar
  7. Uy, que buñuelitos tan ricos y que espectaculares las fotos.
    Mira que me gustan los libros viejos de cocina.
    Me voy a ver el concurso de Carmen.
    Linda semana y muchos besos,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar
  8. Sonrío, me gusta leerte e imaginarte, sé que no debes de pasar desapercibida, por mucho que a ti te gustara, dejas estela mi querida Caty. Hoy me llevo dos recetas, una de plato principal y la otra el postre. Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
  9. Y yo ahora que te digo!! me has dejado emocionada y con un recuerdo de nuestro abrazo al saber quienes eramos, cuando veo las fotos en secuencias, revivo el momento, que buena escritora eres Caty, y tu pasas desapercibida? jamas podras serlo, dejas cariño y admiracion con quien te trata, sabes que te quiero muchisimo y desde hace años.
    De los buñuelos que te voy a decir, sino que seguro que estan buenisimos, pero esa presentacion es de premio, de los que te ganas muy merecidamente, un besito preciosa y me encanta que te acuerdes de mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué guapa eres Mamen!!! siempre que pienso en ti lo hago con una sonrisa de felicidad en los labios.
      Un besito

      Eliminar
  10. Hasta ahora no he podido coger el ordenador para contestar correos. Me ha hecho mucha ilusión recibir una receta tuya, pero, de verdad, lo que me ha encantado es como has contado cuando nos conocimos en esa comida, que compartimos con Mamen Varela, con estos detalles te das cuenta de lo bueno que es tener un blog, la cantidad de personas que conoces tan maravillosas como vosotras dos.
    Muchos, muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa por tus palabras, llevo ese encuentro/comida con mucho cariño, después nos hemos visto en otras ocasiones que también recuerdo, pero la primera impresión fue muy bonita. Me ha encantado participar en tu concurso, dudabas que participaría? no no no, y quería hacerlo con la elegancia que te mereces.
      Feliz aniversario, guapa!

      Eliminar
  11. Me encanta como eres Caty y creo que tu sensibilidad hacia los demás nunca pasa desapercibida ni en el metro de NY a hora punta!!! jajaj, va en serio. Tus buñuelos son una pasada y nos encantará conocer a tu María, qué personas buenas hemos tenido alrededor, bsss

    ResponderEliminar
  12. Mi querida Caty! Me he venido a poner al día con tus historias tan bonitas y emotivas. He disfrutado el paseo por Bilbao no sabes cómo! Y estos buñuelos me han dejado encantada también. Te dejo un beso y espero no perderme tanto tiempo

    ResponderEliminar
  13. Bon día mi reina Caty !!!!

    Tú pasas desapercibida por esa voz tan dulce y melosa que tienes, pero ... no por tu forma de ser, de actuar, de escribir, de trabajar, en ese sentido eres un torbellino, y me gusta que dejes huella por donde pasas, porque eres una gran persona !!

    Estos robiols o buñuelos se ven espectaculares, hace un par de años intenté hacerlos y de sabor estaban muy buenos pero ... me salieron más feos que un pie, jajajaja, así que.... no pude publicarlos !!! los tuyos se perfectos!!!

    Y en relación a María y sus funciones matutinas, me recuerda a mis mañanas de todos los días, con la excepción de que me levanto una hora más tarde y en mi casa lo que se prepara es leche con colacao, no somos muy cafeteros pero .... tengo que confesarte que el olor a café recién hecho ME ENCANTA !!! Llamame loca, jajaja, pero ... muchas veces he pensado comprar café solo por que el olor a café inundara mi casa por la mañana, jajajaja fijate si no somos cafeteros que no tengo ni cafetera.

    Un besazo muy grande mi niña, no sabes como te eché de menos este finde !!!

    Loviu

    ResponderEliminar
  14. Una entrada preciosa, yo también he colgado una receta mallorquina que me trae muy buenos recuerdos de esa tierra. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Que entrada más bonita, perfecta para explicar estas historias, y es que hay recetas que siempre nos recuerdan a alguien, la cocina nos acerca más a los familiares, amigos o incluso desconocidos, con los que se pueden llegar a crear vínculos.

    Te han quedado fabulosos, la textura es espectacular!

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  16. Tus relatos, tus fotos, tus recetas, tus fotografías... ay Caty, venir a leerte siempre me deja un poquito más feliz :). Conozco a Carmen, nos hemos visto en muchos saraos por Madrid, jajaja, a ver si saco tiempo a participar en su evento. Aunque estáis poniendo el listón muy alto con participaciones como la tuya. Me apasionan las recetas tradicionales antiguas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. A MI , també m'agrada més pasar desapercebuda es com es fan millor les coses jajajaja ya et contaré :P
    -nena pintasa que te aixó , no ting gaire temps per apuntar-me a esdeveniments culinaris aquet any vaig de bólid .
    recepta i fotos de lo millor caty
    ¡¡¡ basades !!

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito! Y ricos esos buñuelos! Besos

    ResponderEliminar
  19. Mi querida amiga, es muy dificill, ser como tu eres y pasar desapercibida, derrochas bondad y simpatia con solo leerte, asi que me imagino la maravilla que tiene que ser tenerte al lado, Que decirte de esta rica receta que has preparado para Carmen, que es un lujo de receta y que tiene que estar de muerte. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  20. Ostres Caty, què bé has descrit aquests moments d'interacció amb la gent, encara que sigui interacció no directa. És ben curiós la percepció que ens arriba de la gent en aquestes interaccions, i com ens sorprenen, com a tu, quan arriba un dia en el que ens ho expliquen. Ja tinc ganes que ens expliquis més històries de la Maria, i ens facis moltes més receptes com aquesta tan deliciosa que has preparat.

    Petons!

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tu historia por ambas es renovador leerte sabes?
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  22. Que bien descrito esos momentos magicos donde la amistad es el mejor bocado que hay.Ricos robiols y foto
    Peto

    ResponderEliminar
  23. ¡Qué bonito te ha quedado todo!...estas historias enganchan cuando las lees.
    Besos guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  24. Me gusta María, ves descubriendola poco a poco para nuestro disfrute =)
    No hace falta que en el título ponga que eres mallorquina y orgullosa de ello, se siente y nos acerca tu tierra con cariño.
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  25. Buff espectacular, ese bocado con esos agujeros son todo un poema.
    Soy fan de las recetas tradicionales y cuanto mas antiguas mejor, así que gracias a ti y a tu amiga Maria.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. No conocía esta receta ¡me la apunto! me encanta este libro que tienes "escrit en bon mallorquí"! saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un poco de tú tiempo, espero que te haya gustado el espectáculo y vuelvas pronto. Este blog no participa en cadenas ni memes, pero gracias por pensar en mi.

Participo en

Licencia Creative Commons
Circus day por catypol se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Respétame, no copies, no reproduzcas mis fotos, pregúntame antes de usar sin autorización y nómbrame si la obtienes.
Design by caty of circusday.net