31/10/16

Monster Eye Cookies

31/10/16
Esta noche los humanos celebran Halloween, como si entendieran que vestirse como nosotros y pasearse de casa en casa los hicieran iguales, puaf! Al menos a cambio hoy tendremos vía libre para visitar su mundo, arrrgggg! saldremos del armario sin que nos vean y también visitaremos otras casas, jajajaja, no podemos comer golosinas pero el susto que damos no lo superan ellos, jijijijiji. 

Buggy, estás preparado para asustar a los humanos esta noche_ pregunta Mike, cada año nos superamos y este tiene que ser terrorífico_seguía diciendo. No creo que este año puedas superarme Mike_contestó Randy, las chicas ganamos cada año_ se burlaba ella. Entonces Mike se puso rojo, rojo, rojo y más rojo y por su cabeza salieron globos de ese color. 

Vaya, vaya, Mike, veo que estás enamorado de Randy_sonreía Buggy. Y crees que con esa cara y ese cuerpo lleno de ojos que tu tienes ves tres en un burro?_contestó enfadado Mike.

{English recipe below}


Yo había superado los cumpleaños infantiles, las fiestas en casa llena de niños, la pubertad, una parte de la adolescencia y de pronto llegó él, mi segundo hijo. Con mi hijo mayor compartimos paso a paso tradiciones más mallorquinas como "els bunyols de les verges", pero no Halloween, esa fiesta vino con mi hijo pequeño, y también para qué negarlo, con el blog. Así empezó un día y así seguimos desde hace unos años, unas veces vamos a buscar golosinas a casa de los vecinos otras, elaboramos galletas monstruosas de chocolate y con muchos ojos para que queden terroríficas. 



Monster eye cookies

Ingredientes {entre 20/25 galletas}
125g mantequilla, a temperatura ambiente
200g azúcar
Opcional: colorante negro alimentario
1 huevo L, a temperatura ambiente
1 cucharadita de extracto vainilla
250g harina repostería
100g cacao puro en polvo
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
2 cucharadas de leche
Ojos de caramelo para decorar las galletas

Elaboración
Usar un tapete de silicona para la bandeja del horno, o, poner encima de la bandeja un papel de horno. Precalentar el horno a 180º C mientras hacemos las galletas.
En la batidora, batir la mantequilla con el azúcar, y si usamos colorante también, hasta que quede todo integrado. Añadir el huevo y el extracto de vainilla, seguir batiendo. Aparte mezclar la harina, el cacao y el bicarbonato. Poco a poco, mezclar los ingredientes secos con los de la batidora, y añadir la leche. 
Cuando la masa esté bien mezclada y compacta parar la batidora. Hacemos bolitas con la masa y la aplanamos un poco en al base, la colocamos sobre la bandeja de hornear y las congelamos durante 15 minutos. Sacamos del congelador y las horneamos unos 11 minutos. Recién sacadas les colocamos los ojos apretando un poco, cuando enfríen se quedarán sujetos. Transferir a una rejilla para que terminen de enfriarse. 


[English recipe]

Monster eye cookies

Ingredients {Serves 20/25 cookies}
125g butter, room temperature
200g granulated sugar
Optional: black food coloring
1 large egg, room temperature
1 teaspoon vanilla extract
250g all-purpose flour
100g Cocoa Powder
1 teaspoon baking soda
2 Tbsp. milk
Candy Eyeballs for topping the cookies

Method

Baking sheets with parchment paper or silicone baking mats. In the bowl of an electric mixer, combine the butter and sugar. Optional add black food coloring. Beat together until light and fluffy. Blend in the egg and vanilla, scrape down the bowl if needed.
In a separate bowl, whisk together the flour, cocoa powder and baking soda. Slowly add the dry ingredients into the wet ingredients in the mixer on low speed just until incorporated. Mix in the milk.

Roll of dough into balls and place on the baking sheets. Flatten slightly. Place cookie sheet in freezer for 10-15 minutes. Bake at 350˚ F for 11 minutes. Top cookies with candy eyeballs, then transfer to a wire rack to cool completely.


Estas galletas forman parte de unos paquetes de Halloween que serán regalados esta noche en una cena espectáculo en Maniacs café Vintage a todos los adultos que vayan disfrazados. Qué paséis una terrorífica y dulce noche de Halloween!

Texto y fotos: Circusday by Caty Pol

10/10/16

Rolls con alga nori súper fáciles y rápidos

10/10/16
Un anciano llamado Hikaru vivía en una pequeña casa detrás del cementerio del templo de Sozanji. Él era extremadamente amable y querido por sus vecinos, aunque la mayoría de ellos lo consideraban un loco. Su locura, al parecer, era sobre el hecho de que nunca se había casado, ni formado una familia. 

Un día de verano se puso muy enfermo, tan enfermo que una vecina y su hijo fueron a auxiliarle. Ambos llegaron e hicieron todo lo posible para aportar comodidad durante sus últimas horas. Viéndolo, Hikaru se durmió y una gran mariposa blanca voló en la habitación y descansó en la almohada del anciano. 

El hijo de la vecina la persiguió del jardín hasta el cementerio, donde se quedó sobre una tumba y luego desapareció misteriosamente. Al examinar la tumba se encontró el nombre "Akiko" y escrito en la lápida estaba la edad en que murió ella, dieciocho años. 

Aunque la tumba estaba cubierta de musgo y debió haber sido erigida cincuenta años antes, el muchacho vio que estaba rodeada de flores, y que el jarrón con agua se ha llenado recientemente. Cuando el joven volvió a la casa se encontró con que Hikaru había fallecido, y le contó a su madre lo que había visto en el cementerio.

Akiko?_ murmuró su madre. Cuando Hikaru era joven, estaba comprometido con Akiko. Ella murió poco antes del día de su boda. Cuando Akiko dejó este mundo Hikaru decidió no volver a casarse y vivir siempre cerca de su tumba

Todos estos años se había mantenido fiel a su voto, y mantuvo en su corazón todos los dulces recuerdos de su único amor. Cada día Hikaru iba al cementerio y rezaba por su felicidad, limpiaba la tumba y le ponía las flores. Cuando Hikaru se estaba muriendo y ya no podía cumplir con su promesa, Akiko vino a por él, esa mariposa blanca era el alma de su dulce amada. (La mariposa del amor. Leyenda Japonesa).

{English recipe below}


Sushi, la experiencia ingeniosa de comer únicamente japonesa ha evolucionado a otro nivel más allá de los métodos tradicionales japoneses. Influencias occidentales han dado lugar a nuevos estilos de sushi, tales como los rollos de California y creaciones llamadas 'fusión' en los restaurantes de sushi de lujo. La historia de sushi es muy larga, por lo menos tiene 1.800 años, pero la iteración actual es popular en todo el mundo, y con razón.

No, no me pude resistir, una manera de comer verdura de diferente manera a la tradicional, le añadí un poco de atún pero sirve igual otras verduras o pescado o pollo, eso irá al gusto del cada uno, y siempre se puede recurrir para empezar una comida, es fácil, rápido y sabe divino, también puedes acompañar con soja, aunque a mi siempre me resulta muy fuerte el sabor, si te pasa igual usa una vinagreta, o una salsa de yogur. Intenta cortar el pepino lo más fino posible, así no te pasará como a mi y a la hora de hacer el roll será más bonito y redondo.


Rolls con alga nori 

Ingredientes {para 4 personas}
4 hojas de alga nori
1 pepino (o rabanos)
1 aguacate maduro (o mango)
Queso, para untar (o hummus, o queso de anacardos...)
1 lata grande de atún (o gambas cocidas, pollo asada a tiras...)
Semillas de sésamo

Elaboración
Mise en place: si vamos a usar la piel del pepino debemos limpiarlo bien, si no; pelar, cortar con una mandolina o a mano, en rodajas muy finas. Pelar y quitar el hueso del aguacate y cortar en cuñas finas. Desmenuzar el atún.
Poner sobre la hoja de alga nori las rodajas de pepino, sobre el pepino, en un extremo colocamos el aguacate, sobre el aguacate el atún, sobre el atún el queso y sobre el queso esparcir las semillas de sésamo. No hace falta esterilla para enrollar, es muy fácil. Una vez tenemos el rollo, ponemos un poco de agua al alga nori para cerrarlo bien. Cortamos en rodajas y servimos con una vinagreta, con salsa de yogur o con salsa de soja. 

Notas: Si te gustan los rabanitos córtalos a rodajas como el pepino, o en vez de poner aguacate puedes ponerle mango, y si no te hace el atún, ponle gambitas o tiras de pollo asado, lo del queso también es opcional, cámbialo por hummus o por algún untable de frutos secos. Añade semillas de sésamo, pipas o las semillas que más te gusten, ya ves que puedes hacer un sushi para dejar con la boca abierta a los invitados, y sin perder el tiempo.



[English recipe]

Quick nori roll

Ingredients
{serves 4}

4 sheets nori seaweed
1 cucumber (or radish)
1 ripe avocado, sliced into thin wedges
Cheese spread (or humus, or cashews cheese ...)
1 large can of tuna (or cooked shrimp, grilled chicken strips ...)
Sesame seeds

Method
Mise en place: if we use the cucumber skin must clean it, if not; peel, cut with a mandolin or by hand, into very thin slices. Peel and remove the bone avocado and cut into thin wedges. Crumble the tuna.

Put it on the sheet of nori cucumber slices, over at one end put the avocado, on avocado the tuna, on tuna the cheese and on cheese sprinkle sesame seeds. I find it unnecessary to use a sushi-rolling mat here, it is very easy. Once we have the roll, we put a little water to the nori to close well. We cut into slices and serve with a vinaigrette sauce with yogurt or soy sauce.

Notes: If you like cut them radishes into slices like cucumber, or instead of putting avocado you can put mango, and if you do not like tuna, put prawns or strips of grilled chicken, the cheese is also optional, change for hummus. Add sesame seeds, sunflower seeds or seeds that you like.


Fotos: Circus day by Caty Pol
Inspired: Chocolate and zucchini
5/10/16

Alcachofas sobre pil-pil de coliflor #CookingTheChef

5/10/16
Cada uno de nosotros llevamos una historia dentro y creo que la cocina puede ser un modo de expresión o un lenguaje universal que habla de quiénes somos, de dónde venimos, dónde estamos y adónde queremos ir. Cada uno interpreta toda esa información que ha ido cogiendo y descodificando con los años de una manera distinta. Igual que te digo que paso de etiquetas, tampoco sé etiquetarme. Soy lo que soy y lo que hago. Ya está.

En la cocina uno es todo lo que ha vivido más todo lo que ha aprendido en casa, más todo lo que le rodea, más todo lo que le enseñan a diario. La personalidad se refleja muchísimo en el trabajo de cada uno. Si no, no sería un trabajo personal. Conoces a las personas por sus hechos. Definir el carácter de la persona se me hace súper difícil porque a medida que vamos madurando y evolucionando, cambiamos. (Apicius)

Atxa ha confesado que, en su adolescencia, nunca tuvo nada claro a qué quería dedicarse, aunque sabía que no quería asistir a la Universidad. En mi casa, me apretaban y me decían: Debes pensar qué debes hacer con tu futuro. Y no sé si por asociación de ideas o por qué decidí sumergirme en el mundo de la gastronomía y, la verdad, es que tenía algo mágico para mí, ha explicado. (El imparcial)

{English recipe below}

Alcachofas sobre pil-pil de coliflor

A estas alturas ya has adivinado que estamos a día 5 y que toca el reto #CookingTheChef, este mes como regalo especial nos ha tocado cocinar una receta de un gran cocinero, al que admiro mucho, Eneko Atxa, su cocina mágica y bien hecha nos hace soñar a los que, como yo, nos gusta su cocina. 

Mi elección fue difícil, o no, según se mire, encontré la receta aquí, al principio la guardé y seguí estudiando mis posibilidades pero soy realista, ni en sueños puedo cocinar como él, así que lo que me pareció en un principio delicioso y sencillo se convirtió en realidad. Para comparar me gustaría probar el pil-pil de coliflor que hace él, por que de verdad, es una delicia que no debes dejar de hacer.

Alcachofas sobre pil-pil de coliflor

Ingredientes
1/2 coliflor pequeña
Aceite de oliva
4 alcachofas
Aceite de girasol
Fécula de patata
Sal

Elaboración
Pelar 2 alcachofas quitando las hojas exteriores y las puntas. Cortar a lo largo en trozos, sumergir en aceite de girasol caliente, sin llevar a hervir, confitar durante 10 minutos y reservar.

Por otro lado, pelar las otras 2 alcachofas igual que las anteriores y cortar en rodajas finas, también a lo largo, rápidamente rebozar en la fécula de patata. Freímos a fuego fuerte en el mismo aceite que hemos utilizado para cocinar las anteriores alcachofas. Añadir sal y reservar.

Cocer la coliflor, escurrir y triturar. Añadir el aceite de oliva, emulsionar previamente con la batidora y añadir un poco de sal.

Para servir, verter un par de cucharadas del pil-pil de coliflor en el fondo del plato, sobre éste colocar las alcachofas confitadas y encima las alcachofas fritas.

Collage alcachofas y coliflor

pil-pil de coliflor

[English recipe]

Artichokes on pil-pil cauliflower

Ingredients
1/2 small cauliflower
Olive oil
4 artichokes
Sunflower oil
Potato starch
Salt

Method
Peel 2 artichokes by removing the outer leaves and the tips. Cut lengthwise into pieces, dip in hot sunflower oil, without bringing to a boil, confit for 10 minutes and set aside.

Moreover, peel the other 2 artichokes As with previous and cut into thin slices, also along quickly cover in potato starch. Fry over high heat in the same oil we used to cook artichokes before. Add salt and set aside.

Cook the cauliflower, drain and mash. Add the olive oil, previously emulsify with a blender and add a little salt.

To serve, pour a few tablespoons of pil-pil cauliflower in the bottom of the dish on this place the candied artichokes and over fried artichokes.

Artichokes on pil-pil cauliflower


3/10/16

Bola de queso con chocolate y granada

3/10/16
Lo último que recuerdo fue que me apeé del coche justo en el momento que pasaba otro coche, de la autopista al cielo fue un rápido ascenso y ahí estoy yo, esperando en la puerta, sin maletas y...desnudo? no sé si llamarlo así, no me veo el cuerpo cuando me miro. Delante de mi estaba un señor muy atareado con un gran libro, escribía de derecha a izquierda, y casi ni levantó la cabeza cuando me acerqué a él. 

Hola...señor?_ dije alzando la voz, hummm!_exclamó mirándome fugazmente. Habla mi idioma?_ya puestos pregunté. Aquí hablamos todos los idiomas, zoquete!_dijo levantando la vista del libro. Ah! pues no sé muy bien qué hago aquí...señor, es esto el cielo?_seguí preguntando. Huummmm! bueno, si quieres llamarlo así, cada uno lo llama como quiere, aquí se acepta todo_contestó él. 

No parecía un hombre muy hablador, y yo me estaba cansando de sonsacarle, qué me devuelvan al coche y Santas Pascuas!. Esto...y ahora qué hago?_volví a preguntar. Pues mira!_me dijo él todo resolutivo, hoy te encargarás del huerto, ssshiiit! ni preguntes_cerrándome la boca de golpe. Tienes un saco justo en la entrada, vas a ir a recoger granadas, todas las de los granados que hay al fondo del huerto, y después las abrirás y sacarás los arilos y los guardarás en bolsas_ terminó. Pero y eso cuánto durará?_llegué a preguntar yo. Toda la eternidad, hijo mío, toda la eternidad_contestó sonriendo. 

{English recipe below}


El nombre de la granada viene del latín medieval que significa "manzana sin semillas." Ha sido nombrada en muchos textos antiguos del Libro de Éxodo en la Torá, el Corán, la himnos homéricos, y los registros mesopotámicos, para nombrar unos pocos. Los antiguos egipcios preparaban con su jugo un vino ligero con sabor a frambuesa. Hipócrates recomendaba el jugo de la granada contra la fiebre. Los antiguos egipcios eran enterrados con granadas. Los babilonios creían que masticar sus granos antes de las batallas los hacía invencibles. Los romanos conocieron la granada gracias a los fenicios que la trajeron de Fenicia a Roma. La Biblia hace referencia en numerosas ocasiones a este fruto, y siempre en su defensa. 

Más que una fuente de alimento nutritivo, la granada era una parte integral de muchas culturas. Nunca ha habido una fruta tan llena de esperanza y desesperación. Lo que a primera vista parece ser simplemente un alimento para el paladar exótico es en realidad un lazo histórico entre civilizaciones y culturas antiguas.

Y ahora vengo yo y como la granada se lleva tan bien con el chocolate, los uno, en mi caso hice una crema de chocolate casera (tipo Nutella o Nocilla) que al ponerla al frío se solidifica, así que unida al queso para untar (tipo Philadelphia) y puesta en el frigorífico queda más compacta. No le añadí más azúcar, creo que no le hace falta, ni tampoco frutos secos pues la crema de chocolate ya tiene, después sólo es tener paciencia para colocar los granitos a la bola, y no, no dura una eternidad, ya podréis comerla, los arilos de granada le aportará frescor y sabor. 


Mi intención era participar en el reto de septiembre de Cocineros del Mundo, pero al final se me fue "el santo al cielo" y cuando lo revisé ya había pasado el plazo, de todas maneras os dejo la receta por si queréis disfrutarla.

Bola de queso con chocolate y granada

Ingredientes
100 gramos de queso para untar
100 gramos crema de chocolate para untar casera (o comprada)
1 granada

Para servir: palitos de hojaldre, galletitas, pan...

Elaboración
Mezclar el queso con la crema de chocolate, en un film transparente formar una bola y dejar en el frigorífico hasta que se solidifique un poco. Mientras abrir la granada y extraer los arilos o semillas, cuando haya pasado 1 hora, sacar la bola de frigorífico y quitar el film, poner en un plato y cubrir toda ella con los arilos de la granada. Es laborioso pero fácil.
Servir con palitos de hojaldre, o con galletitas, pan...



[English recipe]

Chocolate cheeseball with pomegranate

Ingredients
100 grams of cheese spread
100 grams cream homemade chocolate spread
1 pomegranate

To serve: puff pastry sticks, biscuits, bread ...

Method
Mix the cream cheese with chocolate, in a transparent film form a ball and let in the refrigerator until solidified a bit. While opening the pomegranate and extract the arils or seeds, 1 hour later, get the ball of refrigerator and remove the film, put on a plate and cover it all with the arils of pomegranate. It is laborious but easy.
Serve with sticks puff pastry or biscuits, bread ...


Texto inicial, fotos y receta: Circus day by Caty Pol