29/2/16

Ensalada Alicia

29/2/16
Me da la impresión que un día empecé a jugar a las sillas musicales y ahí sigo, cada vez que suena la música debo dar vueltas y estar atenta para sentarme cuando pare, trabajo, decisiones cotidianas, amigos que pueden ser novios, constantemente tengo la sensación de estar rodando y escuchando diferentes canciones y mi objetivo es no quedarme sin silla incluso cuando no es mi decisión y es la de alguien cercano.

Así me pasó cuando mi padre, después de que mi madre muriera, decidiera casarse con aquella mujer, en esa ocasión sólo había dos sillas y mi padre se quedó sin ella y con mi madre se reunió, entonces, la cruel mujer quitó una, yo no fui rápida y ella quería que me reuniera con mis padres, pero a Totón le di pena y me abandonó en un bosque.

Otro juego de sillas volvió a mi vida, esta vez eran siete, siete pequeñas y aveces molestas criaturas que vivían y trabajaban en el lugar. Gruñón no me quería allí y discutía con Bonachón por ello, Dormilón pasaba mucho, mientras no le quitara la cama. Mocoso babeaba cada vez que me veía y Tímido se escondía. Otro decidió quedarse Mudo y Sabiondo que era el que más mandaba me aceptó.

Así vivía, tenía una silla para mi y por primera vez no tenía esa sensación de que en cualquier momento sonaría la música y tendría que luchar por ella, me entretenía recogiendo grosellas por el bosque y sirviendo a los enanos. Y allí estaba yo cuando de pronto, la música sonó, apareció una viejecita y una manzana me dió, al morderla caí sin sentido y mi silla había perdido, vueltas y vueltas otra vez, pero en este cuento principe no encontré.
{English recipe below}


En productos culinarios debíamos preparar la ensalada Alicia, es una preparación que la receta dice con grosellas, no sé por qué yo pensé en arándanos, bueno, la cosa que para el día de los enamorados subí la manzana a Instagram con arándanos, se la dediqué a Adán y Eva, ya que iba de rojo y amor, pero decidida a elaborarla la original con grosellas, y sí, esta vez sí es la ensalada correspondiente, quieres saber cómo lo hice? seguro que sorprenderás a los comensales con este entrante tan bonito.

Ensalada Alicia

Ingredientes
1 manzana roja {por comensal}
Granos de grosella
Almendras fileteadas
Nata {para cocinar}
Limón

Elaboración

Le cortamos a la manzana una tapa. Vaciamos la tapa por dentro sin romperla. La dejamos en agua y limón para que no se oxide. Vaciamos las manzanas con un sacabolas de cocina dejando algo de pulpa alrededor de la piel. Lavarlas con agua y zumo de limón y reservar. Mientras en un cuenco con agua y limón dejaremos las bolitas para que no se oxiden. Colaremos las bolitas del agua con limón y las mezclaremos con los granos de grosellas, la nata con unas gotas de limón. Rellenar las manzanas con el preparado y esparcir por encima almendras fileteadas. Colocar la tapa. 

Nota: no pasarse con el limón o será muy ácida. También podemos sustituir la nata y el limón por crème fraîche que ya es ligeramente acidificada.



[English recipe]

Alice salad

Ingredients
1 red apple {for commensal}
Grains red currant
flaked almonds
Cooking cream
Lemon

Method
Cut apple a lid. Empty inside the lid without breaking it. Leave water and lemon that will not rust. Empty apples with kitchen scooper leaving some pulp around the skin. Wash with water and lemon juice and set aside. While in a bowl with water and lemon leave the balls so they do not rust. Strain the balls of water with lemon and mix with grains currants, cream with a few drops of lemon. Stuff the apples with the preparation and sprinkle flaked almonds. Cover up.

Note: Do not put too much lemon or be very acidic. We can also replace the cream and lemon crème fraîche is already slightly acidified.



Texto y fotografía: Circus day by CatyPol.
24/2/16

Diablito food & music

24/2/16
A Jose, el chef, lo conocí en una #cenacanalla, esa a la que íbamos todos una vez al mes, cada uno llevaba un plato y después los compartíamos, pues sí! esa misma. Su plato fue un delicioso chile que creo, todos, nos relamimos de bueno, y desde ese momento hasta ahora, aquí sigo disfrutando de su comida. Él es chef de Diablito, un exclusivo restaurante en una zona de primera en la isla; Puerto Portals. En esta ocasión nos ha reunido para presentarnos la carta de la nueva temporada con productos cercanos, de la isla y de buenísima calidad. Algunos mezclados con productos de origen extranjero realizando así una curiosa y deliciosa mezcla. 

Recuerdo una conversación mantenida con Jose sobre las ensaladas, sé que es un producto que el comensal quizás no las tenga en tanta estima cómo otros, y es lamentable ver cómo de maltratado es este producto en los restaurantes, la ensalada de la casa y "¡vas que chutas!". Lo que me ha gustado de este establecimiento es que no es así, hasta ahora siempre he comido buenas ensaladas, variadas y frescas, por supuesto me alegra saber que ha ampliado también la carta en ese aspecto, ahora podremos comer ensalada de kale ( tan famoso hoy en día y tan difícil de trabajar si lo desconoces), o ensalada griega, con quinoa, en fin! yo os cuento que he comido generosamente y maravillosamente, ahora, en nada, en 15 días ya estarán todos los platos nuevos en la carta del restaurante.

Queda deciros que si os decidís por Diablito food&music Puerto Portals, no dudéis en saludar a Jose, seguro que él y su equipo os recomiendan lo mejor para que lo disfrutéis, a partir de ya, carta nueva, platos aptos para celiacos, vegetarianos y los clásicos de siempre.



Sugerencias Diablito 2016

  • Tosta de pan de cristal con setas e Ibérico.
  • Gambas rellenas, wakame sobre nido de kataifi.
  • Croquetas de jamón Ibérico.
  • Pan bao con Pato Thai y chips de loto.
  • Ensalada de tofu, quincombos y avellanas.
  • Ensalada de kale, bufala y naranja sanguina.
  • Ensalada griega, con quinoa.
  • Pasta con tomate seco, calçots, espárragos y alcachofas (verduras de temporada).
  • Pasta sarracena con pesto verde de avellana y crujiente de parmesano.
  • Panciotti, con mantequilla de hierbas, rúcula, parmesano y aceite de trufa.
  • Hamburguesa de cordero mallorquín, con pan de coca y salsa de yogurt.
  • Trio de mini burguers, con ternera gallega, cordero mallorquín y salmón
  • Pizza blanca con setas varias (champiñón, shitake, porto bello), cebolla caramelizada y aceite de trufa.




Ah! las croquetas de jamón Ibérico son caseras, de verdad de la buena.

18/2/16

Pastel filo de queso y naranja

18/2/16
Había un padre y un hijo que vivían en un lugar muy lejano. Al hijo ya le había llegado la hora de buscar novia y casarse, pero por allí lo tenía mal porque no había casi nadie más. Así que su padre un buen día le dijo muy serio: Ve, hijo mío, ve hacia otra tierra a buscar una mujer que sea buena para ti. 

El hijo dijo que lo pensaría, y un día que fue a buscar setas le salió de detrás una mata un hada más hermosa que el sol. Cuando la vio quedó embobado. Ella se acercó y le dijo: Busca el amor de las tres naranjas, está muy lejos. Deberás encontrar un naranjo que tiene una campanilla en cada naranja, guardado por un dragón muy maldito. Para llegar hasta este naranjo deberás pasar por cuatro puertas: la primera no tiene pestillo y hace más de siete años que bate y bate, sin que nadie la cierre; en la segunda puerta hay hormigas; la tercera puerta está rodeada de serpientes, y, en la cuarta puerta se encuentran un buen número de leones. Ten cuidado, hace siete años que todos estos animales no han comido nada.

Fue así como después de contárselo a su padre partió a buscar el amor de las tres naranjas. Anda que andarás, tras mucho camino, al fin llegó a un huerto, y allí vio la puerta que batía sin detenerse. En estas cogió un pestillo que llevaba dentro de la bolsa, y que había recogido de su casa, y lo puso en la cerradura. De esta manera esa puerta ya no batió más.
Pasado un tiempo, llegó a la segunda puerta, donde estaban las hormigas muertas de hambre que lo miraban con malos ojos, y malas intenciones. El joven, que era muy listo, sacó pan que llevaba guardado dentro de la bolsa, y se lo dió a las hormigas, quedando suficientemente llenas y así pudo pasar.

Más adelante llegó hasta la tercera puerta, entró y todo eran serpientes que lo miraban con mucha hambre mientras lo iban rodeando poco a poco. Pero él no tenía miedo, y sacó de dentro de la bolsa dos jarras de leche y unas docenas de huevos que tanto gustan a las serpientes, y así pudo pasar sin que le hicieran nada. 
Llegó a la cuarta puerta, cuando la abrió vio todos aquellos leones hambrientos.  Él pronto sacó cinco gallinas y trozos de carne y se lo tiró. Los leones se vertieron furiosamente sobre aquella comida, y dejaron pasar al joven.
Cuando hubo pasado la última puerta se dio cuenta de que estaba dentro de un patio muy grande, y que en un rincón, un dragón muy grande y terrorífico, todo dientes y escamas dormía junto al naranjo donde estaba el amor de las tres naranjas.

Cuando vio el dragón que dormía, sin pensarlo un momento, como un rayo, se acercó al árbol y cogió las tres naranjas, entonces empezaron a sonar las campanillas tan fuertes que despertaron el dragón. Cuando el joven lo vio tan grande, echó a correr por donde había venido. A cada puerta que pasaba, los leones, las serpientes, las hormigas y la puerta lo dejaron pasar. En cambio el dragón por ser tan malo y no les había dado de comer tuvo que luchar con ellos para poder pasar. Pero cuando llegó a la puerta, ésta no le dejó pasar y como era la puerta más fuerte del mundo, el dragón se quedó encerrado dentro mientras el joven corría con el amor de las tres naranjas.

El joven, cansado, se sentó a descansar y sacó un cuchillo de la bolsa y una naranja de las tres que llevaba. Tenía mucha sed, pero cuando la partió de la naranja salió una joven muy bonita, con el pelo castaño y muy largo, que le dijo: "Ay, qué sed que tengo! Si no me das agua desapareceré".
El joven, que estaba muy lejos de su casa y no conocía aquel bosque, buscó y buscó, pero no encontró agua y la joven desapareció. Triste, siguió caminando un rato más, hasta que partió otra naranja, y salió otra joven, de pelo rojo y tan bella como la de antes, que también le dijo: "Ay, qué sed que tengo! Si no me das agua desapareceré." Pero la joven no pudo beber porque por allí no había agua y también desapareció. Casi llegando a su casa partió la última naranja. Dentro de aquella naranja salió una joven morena, muy bella, que le dijo cuando lo vio: Ay, Qué sed que tengo! Si no me das agua desapareceré.  El joven sabía que cerca había un pozo y le pudo dar toda el agua que quiso. De esta manera la salvó. Entonces la joven le preguntó: "Tú que me has salvado, que te quieres casar conmigo?". El joven le dijo que sí. Llegaron enseguida a su casa, lo contaron a su padre y se casaron. Y fueron felices y aún lo son si no se han muerto.

Rondalla Mallorquina: L'amor de les tres taronges.

{English recipe below}



Pastel filo de queso y naranja

Ingredientes


600 g de ricotta fresca
250 g de queso crema, suavizado
165 g de azúcar
1 cucharada de harina de maíz
3 huevos
1 cucharada extracto de vainilla
60 ml de jugo de naranja
2 cucharaditas de ralladura cáscara de naranja
8 hojas de pasta filo
50 g de mantequilla sin sal, derretida

Azúcar glas, para espolvorear (opcional)
Hojas de tomillo limonero, para servir (opcional)

Molde desmontable redondo de 22 cm.

Elaboración
Precalentar el horno a 180º C. Engrasar ligeramente la base de un molde desmontable redondo de 22cm y cubrir la base y los lados con papel de hornear. Colocar la ricota, el queso crema, el azúcar, la harina de maíz, huevos, vainilla, jugo de naranja y cáscara de naranja en un procesador de alimentos y procesar hasta que quede suave. Reservar.

Cepillar la mitad de las hojas de pasta con mantequilla (al cepillar las hojas de pasta con mantequilla, colocar una toalla de cocina húmeda en la parte superior de las hojas de pasta restantes para evitar que se reseque), y sentar cada una encima de la otra para crear un rectángulo. Repetir con el resto hojas de pasta para crear un segundo rectángulo. Cubra el molde con 1 rectángulo y colocar el segundo rectángulo en cruz en la parte superior para cubrir la base y los lados del molde, dejando el exceso de masa en voladizo. Verter la mezcla de queso en el molde y alisar en una capa uniforme. Doblar el exceso de masa para encerrar y cepillar con mantequilla. Colocar en una bandeja para hornear grande y cocer durante 45 minutos o hasta que el relleno esté cocinado y que la masa esté crujiente. Dejar enfriar en el molde por completo. 

Espolvorear con azúcar glas y servir con hojas de tomillo limonero.


[English recipe]

Baked ricotta and orange filo cheesecake

Ingredients


2 ½ cups fresh ricotta
250g cream cheese, softened
¾ cup sugar
1 tablespoon cornflour
2 eggs
1 tablespoon vanilla extract
¼ cup orange juice
2 teaspoons finely grated orange rind
8 sheets filo pastry
50g unsalted butter, melted

Icing confectioner’s sugar, for dusting (optional)
Lemon thyme leaves, to serve (optional)

22cm round springform cake tin

Method
Preheat oven to 350ºF. Lightly grease the base of a 22cm round springform cake tin and line with non-stick baking paper. Place the ricotta, cream cheese, sugar, cornflour, eggs, vanilla, orange juice and orange rind in a food processor and process until smooth. Set aside.

Brush half the sheets of pastry with butter (when brushing the pastry sheets with butter, place a damp tea towel on top of the remaining pastry sheets to stop them drying out), and lay each on top of each other to create a second rectangle. Line the cake with 1 rectangle and place the second rectangle crossways on top to cover the base and sides of the tin, leaving the excess pastry overhanging. Pour the ricotta mixture into the tin and smooth into even layer. Fold over the excess pastry to enclose and brush with the butter. Place on a large baking tray and cook for 45 minutes or until the filling is set and the pastry is crisp. Allow to cool in the tin completely. Dust with icing sugar and serve with lemon balm. 






Fotografía: Circus day by CatyPol

Inspired: Donna Hay
12/2/16

Pastel de coliflor, parmesano y albahaca

12/2/16
El vecino de enfrente había decidido hacer una fiesta, o eso, o una clase de zumba. La pared temblaba y se escuchaba música bailonga. No sé que habría hecho yo pero invitar a los vecinos seguro, don Ernesto llevaba unos días enfadado por que la señora Remedios le había dejado para irse a visitar a la familia del pueblo, y él, señor poco casero no sabía ni freír un huevo. 

Inés tenía exámenes, así que estudiaba día y noche sin parar, a ratos descansaba, cuando llamaba su novio Antoine, un manchego que había trabajado un mes en Francia y le había cambiado hasta el nombre. El portero, el señor Miguel, un manitas, está medio sordo, así que probablemente ni se enterara de nada, pero su mujer doña Candelaria, ay, doña Candelaria! esa sabía hasta la cara B del próximo disco que se pusiera en la fiesta, a ella no se le escapaba nada de nada, y puso el grito en el cielo cuando se olió lo que pasaba arriba.

La estampa era de lo más divertida, don Ernesto en batín y zapatillas, de pié delante de la puerta del vecino. Inés, despeinada, teléfono en mano, hablando y gesticulando a la vez que le explicaba a su novio que el vecino estaba de juerga en casa. Doña Candelaria aporreando la puerta mientras el pobre señor Miguel chillaba, qué bien canta el jodío, leñe!!!.- Estaban pa' hacerles una foto. 

La verdad es que cuando el vecino abrió la puerta todos entraron casi a la estampida en su casa, cualquiera diría que la "invadieron", y noooo, lo cierto es que no, pero; doña Candelaria llevaba la escoba en la mano, don Miguel un destornillador, don Ernesto el bastón e Inés una estilográfica, los invitados se quedaron parados, la música cesó y el silencio reinó por un momento, justo en el momento que yo entraba por la puerta, me tropecé con la zapatilla de don Ernesto y el pastel que llevaba en las manos voló y calló sobre el vecino, a lo que el señor Miguel exclamó, qué leche le ha dao la vecina, pa' matarlo!.-
{English recipe below}



A quién no le gustaría verse envuelto en una "guerra de pasteles", eh? quién? bueno, ya sabemos que las más populares son dulces, pero, existen los pasteles salados, qué si! y están ricos, mucho, probadlos, ya me contaréis.

Pastel de coliflor, parmesano y albahaca

Ingredientes {6-8 personas}
1 coliflor
1 cebolla grande
5 cucharadas de aceite de oliva
8 huevos
1 manojo de albahaca
180 gr. harina
1 sobre levadura en polvo
50 gr. queso Parmesano
Sal y pimienta negra recién molida
2 cucharaditas sésamo negro

Molde desmontable 20 cm. diámetro

Elaboración
Cortar la coliflor en ramitas, enjuagar con agua y colocarlos en una olla grande con agua salada. Cubrir y cocinar durante 15 a 20 minutos. Escurrir y reservar. Precalentar el horno a 180 °C. Mientras picar la cebolla en juliana, dejar un poco para la decoración final. Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén antiadherente y añadir la cebolla. Rehogar durante 5 minutos a fuego lento, con cuidado a que no se queme. Retirar del fuego y reservar. 

Batir los huevos y el resto del aceite de oliva en un tazón grande y verter a la mezcla, la cebolla. A continuación, incorporar la albahaca, la harina, la levadura, el parmesano y salpimentar. Turmixar toda la mezcla. Añadir la coliflor y mezclar con una cuchara. Preparar el molde, o bien con spray para que no se pegue la masa o con aceite y espolvoreando harina.  Rellenar con la mezcla, decorar con las semillas y la cebolla reservada para ello. Hornear durante 45 minutos 180 °C.

Servir caliente.

Nota: Yo he usado una coliflor verde, por supuesto queda igual de bien una blanca.


[English recipe]

Basil, Parmesan and cauliflower cake

Ingredients {serve 6-8}
1 cauliflower 
1 large onion 
5 tablespoons of olive oil 
8 large eggs 
1 bunch of fresh basil 
1 3/4 cup flour 
1 packet of baking powder  
1 3/4 ounces grated Parmesan cheese 
Salt and ground black pepper
2 tablespoons black sesame seeds 

8 (inch) Round cake pan

Method
Cut the cauliflower into florets, rinse with water and place in a large pot of salted water. Cover and cook for 15-20 minutes. Drain and set aside. Preheat oven to 180 °C. While, chop the onion into julienne, let some for the final decoration. Heat 2 tablespoons olive oil in a nonstick skillet and add the onion. Sauté for 5 minutes over low heat, being careful not to burn. Remove from heat and set aside.

Beat the eggs and the rest of olive oil in a large bowl and add the onion. Then, add the basil, flour, yeast, Parmesan and season. Mix all the mixture. Add the cauliflower and mix with a spoon. Prepare the mold with spray or sprinkled with oil and flour. Fill with the mixture and Decorate with onion and seeds reserved for it. Bake for 45 minutes 180 ° C.

Serve hot.

Note: I used a green cauliflower course is as good a white cauliflower.


Texto y fotografía: Circus day by CatyPol.


Inspired: eatwell 101
10/2/16

Showcooking María Salinas

10/2/16
Piruetas para llegar a todo, saltar al vacío si se puede, correr en bicicleta para sentir mejor el viento en nuestra cara y comer sentada en el suelo para echar raíces...sensaciones y emociones cuando la rutina vuelve después de un fin de semana fuera, regresar con la maleta llena de nuevos aires, vaciar las malas sensaciones en algún punto del viaje y que lo único que lleves puesto sea sonrisas y bienestar. Así empezó mi semana, cansada pero feliz, aunque fuera lunes, y como quería ir más allá me fui a buscar una nueva aventura, va de nuevos sabores, agridulces, exóticos y particulares. Pasen y vean amigos.



El lunes asistí a un showcooking en Comercial Vera de María Salinas y aceite de oliva virgen extra Oli Moix, de la mano de Ventajon del grup Ikea, siempre es bueno y recomendable ver que se cuece en la cocina de los grandes chefs, claro que eso supongo que sobra decirlo, a todos nos gusta y aprovechamos la oportunidad para hacerlo. En esta ocasión fui la afortunada de saborear una arepa con bacalao hecho en leche de almendras, y, una tosta de pan de higo con foie, chocolate y mango, #sinpalabras. Y gracias a la generosidad de María podremos disfrutar de las recetas si queremos cocinarlo en casa,  en conjunto creo que María, el Ventajon y Oli Moix ligan bien, si no mirad el vídeo y contádmelo, veréis cómo nos divertimos.




Arepa con bacalao en leche de almendras

Ingredientes {para 4 personas}
200g lomos de bacalao
1/2 litro de leche de almendras
60g variado de setas deshidratadas
1 cebolla
1 aguacate
1 granadilla
4 arepas pequeñas
Aceite de oliva virgen extra Oli Moix
Sal
Pimienta

Elaboración
Mise en place: Cortamos los lomos en cuatro. Hidratamos las setas, cómo? en un cazo ponemos agua a calentar, una vez caliente retiramos del fuego y le añadimos las setas, dejamos hidratar, se hincharan un poco, por la cantidad de setas a usar podemos dejarlo hidratar unos 30 minutos. Otra opción es tener setas frescas, entonces no hará falta este proceso.Si las setas fueran muy grandes las cortamos más pequeñitas. Cortamos la cebolla en juliana. El aguacate a dados, le ponemos un poco de aceite por encima y removemos mezclando para que no se oxide. Cortamos la granadilla en dos.

Ponemos la leche de almendras a hervir en un cazo. Sofreímos en una sartén, con un poco de aceite, la cebolla. Cuando la leche hierva, bajamos el fuego y le añadimos los lomos y dejamos cocinar durante unos 5 minutos. En una sartén tostamos un poco las arepas. 

Montaje: ponemos la arepa en un plato, sobre ella unas cucharadas de cebolla, encima unas setas, un poco de aguacate, el bacalao y por último una cucharada de granadilla. Salpimentamos y regamos con un poquito de aceite de oliva virgen extra.



Pan de higo con foie, chocolate y mango
Ingredientes {para 4 personas}
2 láminas de pan de higo con almendra Moix
4 rodajas de foie fresco
Crema de chocolate con naranja
1/2 Mango
Aceite de oliva virgen extra Oli Moix
Sal en escamas

Nota: el pan de higo puede ser sin almendra, y la crema de chocolate se puede hacer mezclando chocolate puro derretido con mantequilla y ralladura de naranja.

Elaboración
Mise en place: con un cortapastas, redondo o de la forma que queramos, cortamos el pan de higo, 4 unidades. Cortamos el mango en juliana. Calentamos un poco la crema de chocolate en el microondas. 
En una sartén caliente cocinamos el foie por ambos lados, que se dore un poco, es rápido, el foie se cocina enseguida. Se saca y se coloca sobre una lámina de pan de higo, encima vertemos una cucharadita de chocolate y sobre él, unas tiras de mango. Regar con unas gotas de AOVE y espolvorear unas escamas de sal.

Truco de María: con los restos del pan de higo podemos picarlo y usarlo como arena en nuestros postres, tanto como base como para decorar.


Recetas de María Salinas
5/2/16

Sardina con albahaca y piel de limón

5/2/16
Aplicado, trabajador, serio y apasionado por la profesión de la abuela Angeleta y de su madre, Montserrat, cocinera de Can Roca. Cuando Joan tiene solo nueve años, su madre le encarga una chaquetilla de cocinero a medida, que aún guarda y que en alguna ocasión ha servido de disfraz de su hijo. Se pasa las tardes en al cocina y, de forma inconsciente, empieza a fraguar su futuro. Cuando llega el momento, no duda en decidir qué quiere ser de mayor: "Yo veía que en el restaurante de mis padres la gente era feliz". Con esto es suficiente, él quiere seguir haciendo feliz a la gente. (Fragmento del libro El Celler de Can Roca).

Cuando cocinamos aunamos multitud de ingredientes: experiencia, técnica, tradición, expresión, valores, innovación, experimentación...Cada cocinero y cocinera basa su cocina en diferentes factores, muchas veces difíciles de explicar, que sin duda distinguen sus platos y menús. Estos son precisamente algunos de los grandes valores de la cocina: la diversidad y la singularidad. Joan Roca

{English recipe below}



Como cada día 5, toca reto Cooking the chef, y este mes nos rendimos a la cocina maravillosa de Joan Roca, uno de los tres hermanos propietarios del restaurante El Celler de Can Roca. Cuando vi el nombre del cocinero en el email no sabía si reír o llorar, pensé en no participar este mes, pero, después recordé que tampoco era para tanto, estaba segura que él, que empezó desde abajo debía tener recetas fáciles, accesibles a todos y deliciosas. Así es, entre las muchas que tiene en su maravilloso libro de cocina con Joan Roca me topé con unas crujientes sardinas que harían de tapa o entrante a alguna comida que tuviéramos en casa. Las recomiendo? totalmente, sí, ya sé, es una fritura, pero vale la pena, y si no es así ya me contaréis.

Sardina con albahaca y piel de limón

Ingredientes {para 4 personas}
12 filetes de sardina
12 hojas de albahaca fresca
4 hojas de pasta brick o filo
50g aceite de girasol
Limón
Pimienta

Elaboración
Colocamos los filetes durante 5 minutos en una salmuera de agua fría al 10% de sal. Aparte, mezclamos el aceite con un poco de zumo de limón y pimienta. Secamos las sardinas y las ponemos en un recipiente con la mezcla de aceite y zumo de limón, dejamos adobar 30 minutos.
Cortamos las hojas de pasta brick o filo en forma de triángulo. Colocamos un filete de sardina junto con una hoja de albahaca, y la envolvemos con el triángulo de pasta filo o brick. Pegamos la parte exterior con unas gotas de agua para que no se abra al freír. Calentamos aceite a 180º C en una sartén y freímos la sardina. Al dorarse sacamos y dejamos sobre un papel secante para que absorba el exceso de aceite. Espolvoreamos con ralladura de piel de limón y servimos enseguida. 

Nota(cosa mía no del chef): son super fáciles de hacer pero pongamos que no nos apetece adobar las sardinas, no tenemos tiempo o nos da pereza, podemos usar sardinas en lata, pero os recomiendo quitarles el exceso de aceite de la lata.



[English recipe]

Sardines with basil and lemon zest

Ingredients {serves 4}
12 sardine fillets
12 fresh basil leaves
4 sheets of phyllo pastry 
50g sunflower oil
Lemon
Pepper

Method
We placed a fillets for 5 minutes in a cold water brine 10% salt. Separately, mix the oil with a little lemon juice and pepper. We dried sardines and put them in a bowl with the oil mixture and lemon juice, let marinate 30 minutes.
Cut the sheets of phyllo pastry into a triangle shape. We place a sardine fillet with a basil leaf and wrap it with the triangle of phyllo. Paste the outside with a few drops of water to it is not open to fry. Heat the oil to 180 ° C in a pan and fry sardines. When browned remove and leave on a blotting paper to absorb excess oil. Sprinkle with lemon zest and serve immediately.

Note (mine not the chef): They are super easy to do but if we don't want to marinate sardines, don't have time or we're too lazy, you can use canned sardines, but I recommend to remove excess oil from the can.


Con esta receta participo en el reto:


Fotografía: Circus day by CatyPol

Receta cocina con Joan Roca