Mille-feuillé de légumes d'été

Todos salíamos al jardín, el tiempo había mejorado, la brisa era fresca pero los rayos de sol calentaban nuestros cuerpos. La familia y los...

Todos salíamos al jardín, el tiempo había mejorado, la brisa era fresca pero los rayos de sol calentaban nuestros cuerpos. La familia y los amigos que habían venido para el evento estaban riendo y compartiendo recuerdos de antes, se respiraba un ambiente de fiesta aunque todavía no habíamos empezado con ello. La abuela sonreía de satisfacción, era vivir un sueño después de todo, y estaba orgullosa de poder reunirlos a todos. 

Esa mañana se había levantado al alba, como siempre, había cogido su cesta y se había dirigido con paso firme hacía el huerto, los tomates habían enrojecido a tiempo y sabíamos que su sabor no nos defraudaría. Esta vez las berenjenas estaban colgando como zarcillos de las ramas, estaban justo en su punto y era hora de descargarlas del joyero para llevarlas a la cocina. 

Se preparaba un festín y todos colaboramos en algo, la cocina se convirtió en una fiesta y de allí empezaron a salir lo que poco tiempo después todos comeríamos con gusto. Sentados a la mesa y compartiendo pan, agua y vino, nos servimos lo que aquella mañana la abuela había recogido del huerto y que con un poco de esto y otro poco de lo otro se había convertido en algo maravilloso, como cuando cambia el tiempo y llega el sol, calor y tiempo de de celebraciones. Bon appétit.


Mil hojas de verduras de verano

Ingredientes

4 berenjenas
500 gr. tomate troceado
500 gr. cebolla
2 dientes ajo
4 hojas de gelatina
Agua fría

Ingredientes para el pesto de almendra

10 gr. almendras
5 hojas de albahaca
1 diente de ajo
50 gr. parmesano
25 cl. AOVE Señorios de Relleu
Sal
Pimienta

Elaboración del mil hojas de verduras de verano

Lavamos y secamos las berenjenas. Cortamos el tallo y con una mandolina hacemos rodajas a lo largo de un 1 cm. de espesor. Calentamos una plancha con un poco de aceite y asamos las rodajas, por cada lado. Reservamos.
Reblandecemos las hojas de gelatina en agua fría. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo. En una sartén, con 2 cucharadas de AOVE sofreímos la cebolla y el ajo, cuando la cebolla transparente echamos el tomate y salpimentamos al gusto. Dejamos cocinar la salsa unos 10 minutos. Apagamos el fuego, probamos que la salsa esté en su punto de sal y le añadimos las hojas de gelatina, escurridas, removemos para que se deshagan y se integren bien. Si la salsa quedara muy espesa podemos añadir el agua de la gelatina también.
En una fuente rectangular, un poco engrasada, cubrimos el fondo con una capa de berenjenas, encima le echamos la mitad de la salsa, volvemos a cubrir con más berenjena, encima con más salsa y terminamos con berenjena. Cubrimos la fuente con film transparente y dejamos reposar unas 10 horas o toda la noche. Si la dejamos en el frigorífico, tendremos que templar antes de servirla, un poco al microondas estará bien, pero no mucho rato o se deshará. Si preferimos comerla a temperatura ambiente mejor no dejarla en el frigorífico.

Para elaborar el pesto, es poner todos los ingredientes en una turmix y picar hasta formar una salsa homogénea. Servir la salsa aparte por si hubiera algún comensal que no le gusta o prefiere no comerla. Yo le puse unos hilos de chile para decorar pero puede decorarse con un poco de perejil o no decorarse. Para los más pequeños igual una mil hojas es mucho, así que hice una más sencilla y que fuera más fácil de comer para ellos. 



Celebremos el buen tiempo, la buena compañía y las cosas simples.

También podría gustarte

33 comentarios

  1. Que bonita historia y que riquísima receta Caty!! Tengo un pastel de patatas y berenjena que me has hecho pensar que esta esperando la luz .Esta mil hojas las voy a preparar ya pero ya . Muchas gracias por la receta. Besos guapaaa!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la berenjena, se ve deliciosa la lasaña, me la llevo.
    Que fotos mas hermosas, te felicito.
    Bss.

    ResponderEliminar
  3. Unas fotos y una lasaña exquisita,idel para comer fuera en el jardin con el buen tiempo.
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  4. mmm Caty me encanta!!!! además me parece superoriginal hacer de la salsa de tomate una gelatina entre las capas de berenjena!!! Estoy hay que probarlo....
    Las fotos son ... preciosas!
    Me ha encantado el texto introductorio...ojalá fuéramos tan afortunadas de tener un huerto a nuestro alcance cuando queremos cocinar algo...a mi eso me parece un sueño y la gente que tiene esa suerte me parecen "ricos". Nada envidio más.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  5. oh! Cati que pasada de plato!! y que fotos más chulas!! Vas directa a la propuesta para el #lunessincarne!!!

    ResponderEliminar
  6. Caty, maravilloso!!! Bueno es poco. Me ha encantado. Ahora que me estoy empezando a decantar por esas recetas me viene genial.

    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
  7. Esto llevo esperándolo desde el viernes que me contaste que salía y estaba babeando...
    Espectativas m´s que superadas... que cosa más rica la madre!!!
    besote

    ResponderEliminar
  8. Quiero meterme en esa escena que tan bien describes!
    Asi sí que me gusta el verano, si no vinieran olas de calor achicharrantes no le tendría tanta manía ;P.
    Pero cuando las temperaturas son agradables y se tiene buena compañía, no hay nada mejor que pasar el tiempo compartiendo una buena comida :).
    Buenísima receta, con lo que me gusta la berenjena!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Que bonitos son esos momentos, de jolgorio en la cocina, abarrotada de gente, pero de gente dispuesta a ayudar y a preparar un festín como este mil hojas. Y que bonito sería tener tu huerto propio para poder recoger frutas y verduras como la abuela de tu entrada. Yo siempre dijo que eso de tener un huerto tiene que ser un trabajo enorme, pero ... que gratificante poder comer algo cultivado por ti mismo ¿verdad?

    En casa gustan mucho las berenjenas y este milhojas seguro que triunfaría !!!

    Y cómo no es nada pecaminoso, me llevo tu receta mi Caty.

    Love you mi Reina

    ResponderEliminar
  10. Que pintaza Caty!!! Que rico tiene que estar y que monos son esos hilos de chile ;)
    Con temperaturas como las vuestras el verano siempre es bien recibido =)

    ResponderEliminar
  11. Un platazo hermoso y saludable.
    Adoro las berenjenas.
    Muchos besos, corazón.
    Vero
    lacocinadevero.com

    ResponderEliminar
  12. Que historia mas bonita, y la receta debe estar de muerte, muy original como toda tu, un beso cielo

    ResponderEliminar
  13. Qué rico!! Me encanta este mil hojas (en francés queda mucho más fino :) ). Todos los ingredientes son fantásticos y el conjunto debe estar más que delicioso.
    besos

    ResponderEliminar
  14. Adoré el crujiente de chile, para mi un mil hojas vegetal, merece toda la pena del mundo para disfrutar!!

    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  15. Que delicia, que fotos, que todo. Mmmm, me encanta, es un plato muy parecido al que solemos hacer en casa, pero lo de la gelatina no lo probé aun. Los hilos de chile son fantásticos, brutales, y las fotos alucinantes. Esta receta queda guardadina pa mi, pa mi pa siempre jjjj. un besazo artista!

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la receta! La voy a hacer muuuuuchas veces. Besos

    ResponderEliminar
  17. Me ha encantado la entrada de hoy!!! Una historia de lo más bonita y una receta increíblemente deliciosa!!!!
    Además, las fotos son espectaculares!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Qué comienzo más bonito Caty..., qué lujazo de primera comer cositas de tu propio huerto... No es de extrañar que, en tu relato, la cocina fuese una fiesta!
    Y la receta, idem de idem: apetecible, original..., deseando hacerla.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  19. Que historia maravillosa... me has transportado al campo, a la cocina, al huerto...

    ResponderEliminar
  20. Caty, me ha encantado, sólo el título te lleva a leer, me encanta el francés. Me parece un plato delicioso, original y de dieta, algo necesario en estos días, jajaj, preciosas fotos como siempre!!!

    ResponderEliminar
  21. Con esos ricos y sencillos ingredientes has conseguido un mil hojas sensacional... refinado y resultón. Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Muy rico este mille-feuille y sofisticado con esa salsa de tomate gelatinizada ,además el pesto de almendras le aporta originalidad .
    Vamos ,que muy ,muy acertado este plato.
    Siempre nos sorprendes gratamente.
    Un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  23. Que bien! como me gusta, del huerto a la cocina, me encanta, otra manera de preparar las verduras para que la cocina siempre sea una fiesta!!!,
    Jolín Caty, tan cerca, y no hay manera de coincidir, ainsss... espero que no se retrase mucho mas, un besazo.

    ResponderEliminar
  24. Buf Caty, com m'agradaria poder ser un dels 'actors' de l'escena que descrius al principi, seria tot un plaer!
    I més si és per preparar aquest plat tant i tant bo, les albergínies preparades així m'encanten, i què dir-te de les fotos!

    Petons!

    ResponderEliminar
  25. Lastima que no se haya inventado la degustación virtual.

    ResponderEliminar
  26. Me parece una receta muy curiosa, original y encima... ¡preciosa!

    Por cierto, la puesta en escena de la receta me parece muy linda. Una se la va imaginando...

    Besitos!

    ResponderEliminar
  27. Cati, es que la veo y voy a tener que ir a cenar ya, apetitosa ya te digo que sí que está. Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Celebremos que hay blogueras como tu para que nos den este lujo de recetas todas las semanas
    BESOS REINA
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  29. Te puedes creer que desde el lunes he venido como tres veces a comentarte y nada de nada???..pues si, cada vez que me planto aquí y empiezo a escribir, me llega una llamada de telf o un mensaje o algo que hace que al final acabe abandonando! ..pero hoy por fin, lo voy a conseguir!!!
    Me encanta la historia de la abuelita (que ya he leido como cien veces!) me gusta como nos haces sentir el calor y las verduras de verano..me encanta la receta..ligera y hermosa..me encanta su nombre..tan delicado y "francés" ...eres una reina de la cocina mi reina :) que te puedo decir que no te hayan dicho ya! ;)
    que te quiero...eso nunca está de sobras!!!
    Loviu reina Caty Pol..la que está por todas partes ;) jiji

    ResponderEliminar
  30. Mi preciosa amiga, una historia tan hermosa como sencilla, que maravillosas cosas se pueden hacer con los manjares de un huerto particular, tu has hecho unas mil hojas de esas que no se pueden plvidar, como no se pueden olvidar tus preciosas entradas. Un abrazo muy grande mi Reina

    ResponderEliminar
  31. Que receta más espectacular me ha encantado, que presentación más bonita además es que tiene que estar tan rica, me guardo la receta para hacerla en casa, porque me ha gustado mucho y encima de verduras que es más sano. Me ha encantado tu blog. Me quedo como seguidora. Besos Juani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a Circus day, Juani, es un placer tenerte aquí.
      Besos

      Eliminar
  32. Querida Caty, es mi segundo comentario, me sigue gustando muchisimo el nombre y la receta, esa impecable y esa salsita cuando se deshace con un poco de calor, me parece una pasada, bsssss

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un poco de tú tiempo, espero que te haya gustado el espectáculo y vuelvas pronto. Este blog no participa en cadenas ni memes, pero gracias por pensar en mi.

Participo en

Licencia Creative Commons
Circus day por catypol se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Respétame, no copies, no reproduzcas mis fotos, pregúntame antes de usar sin autorización y nómbrame si la obtienes.
Design by caty of circusday.net
Safe Creative #1706010272763