30/9/11

Cat sandwich Bento

30/9/11
Hoy todo el post va dedicado a Manu, un cielo de bloguero conocido en la red como Catman, y al que yo conocí personalmente este verano y a quién vosotros también conocéis por su magnífico trabajo, Manu es un encanto, fácil de tratar y muy divertido, es nuestro chico, el único en el grupo bloguero las demás somos chicas y es un amor de persona... y hoy es el último día para presentar un "plato" Catman y así celebrar con él su primer aniversario.

Después de darle vueltas y más vueltas y ver que muchos blogueros han participado con unas deliciosas recetas, yo como soy muy indecisa y quería participar de todas todas, ya estaba de los nervios, pues no se me ocurría nada, hasta que descubrí una web que me dio una idea, Funky Lunch, como es evidente no lo hago igual pero me he divertido mucho haciendo este sándwich.



Te he preparado un sándwich de salmón y queso, con un zumito de piña en una sandwichera para que lo celebres merendando, muy al estilo Bento (Japonés).


Cat sandwich Bento


Ingredientes

Pan de sándwich blanco {Para la cara}
Pan de sándwich blanco tostado {Para la parte de los ojos}
Pan integral de centeno {Para la orejas}
Verdurita {Para los detalles}

Salmón ahumado y queso para rellenar

1 zumo de piña

Elaboración
Poner la foto original al lado de la tabla de cortar, y usar la imaginación, repetir los detallitos si no salen como esperamos, reírse, disfrutad aunque al final nos quede un gato "picassiano", y rellenad de salmón y queso.




Felicidades Manu de todo ♥
19/9/11

Lasaña de Marisco & espinacas

19/9/11
Septiembre, mes de vino, de vendimia y de fiesta. Hace años trabajé en una tienda especializada en vinos, empecé una Navidad sirviendo cava a los clientes y ayudando en la elaboración de cestas de regalo, y allí me quede un tiempo, al principio no tenía ni idea de nada, ni entendía este mundo, hasta que poco a poco me fui familiarizando con ello, y para sorpresa mía, me gustó, y mucho, la vida que hay en cada botella, la historia, los tipos de uva...solo había un problema; que no me gusta el vino tinto, lo probé, acudía a las catas, todas, hasta las ciegas, pero no, y aún hoy sigo así.

Me gusta el vino rosado, y el blanco, que ya es algo, y algunos pensarán; pues que mal vendedora debías ser, y no, no fue así, aprendí de libros, de mi jefe, de entendidos, sabía de añadas, de marcas, de bodegas, de los mejores vinos, y lo hacía con amor, hasta llegué a apreciar el silencio de la tienda, aún hoy cuándo entro en una tienda especializada en vinos, me gusta pasearme por ella, observarlos, y descubrirlos otra vez.


De la mezcla de diferentes tipos de uva y un buen enólogo, para que engañarnos, surgen deliciosos caldos que suelen acompañar nuestras más ricas recetas, esta en concreto es un poco como el vino, una receta que tenía de lasaña de marisco con otra que también era de marisco, pero incluía pescado y espinacas, y de la mezcla de ambas salió está, la que probaron en casa unos comensales muy, muy especiales y que me encantó tener. Así que chicos; así la hice...



Lasaña de marisco y espinacas



Ingredientes {para 1 bandeja para 8 personas}

1 paquete de placas para lasaña de 500 gr. {cocidas y escurridas, si no son precocinadas}

800 gr. gambas
500 gr. mejillones
1 kg. colas de rape
1 cebolla
1 tomate

1 vaso de vino blanco
1 cebolla
1 tomate
2 vasos de Agua

500 gr. espinacas cortadas y limpias
500 gr. queso fresco batido desnatado
1 huevo
200 gr. queso mozzarella rallado
Sal y pimienta

60 gr. mantequilla
100 gr. harina
1 vaso de fumet de gambas
2 vasos de leche

Queso para gratinar

Elaboración
Pelamos y limpiamos las gambas. Reservaremos los cuerpos por un lado y por otro lado usaremos las pieles y las cabezas de las mismas para hacer un fumet. Limpiamos el rape, quitando espinas que también apartamos para hacer el fumet, la carne del rape la troceamos. Abrimos los mejillones al vapor, y les quitamos las conchas y las barbillas, reservamos junto a las gambas y el rape. 
Fumet de gambas; pelamos y cortamos 1 cebolla, sofreímos en una olla, rallamos el tomate y lo mezclamos al sofrito de cebolla, removemos y le añadimos las pieles y cabezas de las gambas junto las espinas del rape. Lo removemos todo y añadimos el vaso de vino. Dejamos cocinar 1/2 minuto, y le añadimos 2 vasos de agua. Le añadimos sal, y dejamos cocer unos 10 minutos. Apagamos y colamos. Reservamos el fumet para la bechamel.
En una olla con agua hervimos las espinacas, colamos y dejamos enfriar un poco pues hay que eliminar el agua que retienen.
Picamos 1 cebolla, sofreímos en una sartén, rallamos 1 tomate, añadimos a la cebolla, removemos, seguidamente le añadimos las gambas, el rape y cocinamos bien. Justo cuando esté listo le añadimos los mejillones y apagamos el fuego. Trituramos todo. Reservamos.
Escurrimos muy bien las espinacas y en un cuenco mezclamos; las espinacas, el queso fresco, el huevo, y la mozzarella, salpimentamos y mezclamos todo bien mezclado. Reservamos.
Por último hacemos la bechamel: derretimos la mantequilla en un cazo, a fuego medio, incorporamos la harina y removemos bien, agregamos poco a poco el fumet, batiendo continuamente y seguidamente la leche, si no necesita los 2 vasos no agregarlos, solo hasta conseguir el punto correcto a la bechamel. 
Mezclar 2 cucharadas de bechamel con la mezcla de marisco.

Montaje
Poner en el fondo de una fuente un poco de bechamel, encima las placas de lasaña, sobre ellas la mezcla de marisco y pescado, encima más placas de lasaña, sobre estas; la mezcla de espinacas y quesos, por último tapamos con más placas. Terminamos con más bechamel y queso para gratinar. 
Horneamos 30 minutos y gratinamos por último.
8/9/11

Curry de sandía

8/9/11
Antes de tener este blog tuve otro blog de recetas, e iba ligado a un proyecto, pero el proyecto acabó y el blog acabó con él, allí tenía buenas recetas, todavía hoy hay personas que me preguntan porqué lo cerré, les gustaba el blog y se lo agradezco de corazón, supongo que porqué formaba parte de una etapa y al cerrarla también lo sentí así.

Aún conservo algunas recetas del antiguo blog, a las que tengo cariño, y poco a poco volverán a salir otra vez, como esta; curry de sandía, considerado uno de los mejores currys que se come en la India, con un toque picante pues yo acondicioné el picante a mi paladar, para acompañar carnes a la brasa o para comer con arroz, yo lo acompañé con verdura y también me gustó la mezcla, es tan fácil de cocinar y ahora que estamos terminando el verano y podemos conseguir una buena sandía, es un buen momento para degustar este plato, con un té helado y buena compañía nos asegura una velada deliciosa.



Curry de sandía

Ingredientes
{para 2}

1/4 de sandía grande
1 cc. de cayena en polvo
1/2 cc. de cúrcuma en polvo
1/2 cc. de cilantro en polvo
1/4 cc. de comino en granos
2 cc. de zumo de limón
1 ajo prensado
2 cs. de aceite
1 pizca de sal

Elaboración
Cortamos la sandía y la despepitamos. Pelamos y cortamos la pulpa en dados. Con la mitad de ella, la trituramos hasta tener el zumo, y la otra mitad en dados la reservamos. En el zumo de sandía mezclamos, la cayena, la cúrcuma, el cilantro, el ajo y la sal.
Calentamos el aceite en un wok o sartén y cocinamos los granos de comino, un poco, seguidamente le añadimos el zumo especiado de sandía. Bajamos el fuego y cocemos 4 minutos, después le añadimos el zumo de limón y los dados de sandía, removemos con cuidado para integrarlo, dejarlo cocinar unos 4 minutos más.

Podemos servirlo como guarnición o con arroz, como he hecho en este caso.


Los 50 mejores currys de la India.

2/9/11

Magdalenas de bacalao

2/9/11
Por fin conocí Lisboa, una preciosa ciudad de gente amable, de contrastes, de riquísimo café, de tranvías y de fados y como no; de bacalao, delicioso lo comamos como lo comamos, el que más me gustó; el bacalao a brás, recomendadísimo, y como no podía ser de otra manera me traje a casa bacalao, y café, y licor de Ginja y un condimento que desconocía; piri-piri, un chile picante usado en Portugal.

Pero esta receta no es portuguesa, es de Carme Ruscalleda, aunque su ingrediente principal sea el bacalao, esta receta la guardo con mucho cariño pues la tengo desde hace años y me encanta hacerla como entrante, es original, rica, y fácil pues se prepara, se congela y cuando se quiere usar, se hornea, y listo!!! (reconozco que me ha venido muy bien para la entrada sobre Lisboa).



Magdalenas de bacalao


Ingredientes para la brandada

125 gr. de bacalao desalado
40 ml. aceite
30 ml. nata
1 pizca de sal


Ingredientes para la masa

150 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente {pomada}
150 gr. de harina
40 gr. de azúcar
2 huevos {temperatura ambiente}
50 gr. almendra en polvo
3 gr. levadura en polvo
1 pizca de sal

Moldes pequeños de magdalenas

Elaboración
1ª Parte: Para la brandada; coceremos el bacalao en agua, pero sin llegar a hervir, una vez cocido, escurrimos y le quitamos la piel y las espinas. Troceamos con los dedos y reservamos.
Calentamos un poco el aceite en un cazo, ponemos el bacalao y el aceite caliente en un tazón de turmix le añadimos la nata y un poco de sal, trituramos todo. Ponemos la brandada en un plato o molde cuadrado y lo llevamos a la nevera, dejaremos enfriar bien y cortaremos la brandada en cuadritos, para después meterlos en el congelador.

2ª Parte: Para la magdalena; mezclamos la mantequilla con el azúcar, hasta doblar el volumen, le incorporamos los huevos, uno a uno, dejando que se mezcle bien entre uno y otro. Añadimos la almendra en polvo, batimos bien. Tamizamos la harina y la levadura, la añadimos y amasamos hasta formar una masa sin grumos. Ponemos la masa en una manga pastelera.
Extendemos los moldes, ponemos un poco de masa de magdalena y encima un cuadradito de brandada de bacalao, terminamos tapando la brandada con más masa y un poquito de sal encima. Más o menos me han salido unos 25, según los cuadraditos que nos salgan. Guardamos las magdalenas en el congelador.

3ª Parte: Cuando las necesitemos. Calentamos el horno a 190º C, sacamos las magdalenas y las ponemos sin descongelar en la bandeja del horno, bien caliente, horneamos unos 7 minutos o hasta que estén doraditas. Servir calientes.

Nota: Podemos hacer una salsa alioli espesita y poner un poquito encima, como un cupcake, aunque no lo he probado. También podemos poner un poquito de perejil en la brandada.