Galletas de hojaldre caramelizadas

En casa de los Belmonte Villalonga tenían la extraña costumbre de tomar té cada tarde a las cinco, y digo extraña porqué para ser una famil...

En casa de los Belmonte Villalonga tenían la extraña costumbre de tomar té cada tarde a las cinco, y digo extraña porqué para ser una familia sin ascendentes ni familiares británicos seguían la tradición y se ofendían si se les preguntaba por la razón de la misma. Así que me acostumbré a ella, me divertía pues era una solemne ceremonia digna de ver y de disfrutar, .-Lo quieres con una nube, verdad querida?- preguntaba el Sr. Belmonte .-Ciertamente querido! - contestaba la Sra. Villalonga, los demás nos servíamos nosotros mismos en silencio. Terminado el ritual ser rompía la magia que por unos minutos se formaba en el ambiente y todo volvía a la normalidad española, el Sr. Belmonte habría quedado con sus amigos en el bar y la Sra. Villalonga salía a correr con una amiga, nosotros nos quedábamos a hacer los deberes y yo terminaba por irme a casa. 

Nada presagiaba que ese día sería diferente así que casi a la hora prevista estábamos todos esperando escuchar la tetera silbar, las cinco, sonó la tetera y empezó la magia otra vez. .-Lo quieres con una nube, verdad querida?- volvió a preguntar el Sr. Belmonte .-hoy no querido! - contestó la Sra. Villalonga .-hoy lo quiero con hielo - dijo con toda naturalidad. El Sr. Belmonte desconcertado .- pe, pe, pe, pero eso no es posible, querida, así no es como lo solemos tomar. .- Lo sé querido! - replicó la Sra. Villalonga .-pero las costumbres cambian, se modifican...se simplifican, como nuestras galletas, querido, igual de simples que nuestras galletas. 



Conocemos todo tipo de galletas, elaboradísimas unas y otras no tanto, verdad? pues el chef británico Heston Blumenthal lo ha simplificado magníficamente, de las recetas que suele hacer en familia tiene una versión que además de facilona es ideal para acompañar un té helado. Eso sí mejor después salir a correr que irse de bares, las calorías no nos las quita nadie pero el momento mágico está asegurado. Puedes hacer que los niños te ayuden, la palabra galletas obra milagros cuando están alborotados.

Galletas de hojaldre caramelizadas

Ingredientes 
1 plancha de hojaldre
azúcar glas

Elaboración
Estirar la plancha de hojaldre con un rodillo, hasta que quede lo más delgada posible, espolvorear por encima azúcar glas en lugar de harina. Enrollamos la masa hasta formar un cilindro que cortamos en discos delgados. Estiramos los discos con un rodillo hasta que queden finos, también espolvoreamos por encima azúcar glas. Ponemos los discos sobre bandejas y los congelamos durante media hora o refrigeramos durante una hora. Calentamos el horno a 220º C. Ponemos la masa fría sobre las bandejas de hornear, si solo tenemos una bandeja no pasa nada, los vamos sacando del frío a medida que lo necesitemos. Horneamos hasta que estén doradas. Mientras se hornean necesitamos un cazo de fondo plano, basta pequeño, lo ponemos en el frigorífico. Cuando las galletas estén horneadas, las sacamos del horno y usando el cazo frío, apretamos con fuerza cada una de ellas, así quedaran muy finas. No seáis ansiosos y esperad a que se enfríen, se endurecen un poco y estarán listas para comer.




[English recipe]

Caramelised puff pastry biscuits

Ingredients 
A packet puff pastry
Icing sugar

Method
Roll out the puff pastry as thin as possible using icing sugar rather than flour to stop it sticking. Roll up the sheet into a cylinder around 3-4 centimetres thick and then cut into thin slices with a sharp knife. Then roll the slices and put them in a tray in the fridge for 1 hour or in the freezer for half and hour. Preheat the oven to 200º C, put the biscuits on a baking parchment in a baking tray and bake till golden. Whilst they are baking, place a pan large enough to cover the biscuits into the freezer. Once the biscuits are baked, they may rise in the middle so you use the pan to press hard on each biscuit and return it to a flat shape.



{Cocinar en familia de Heston Blumenthal}

También podría gustarte

30 comentarios

  1. Con lo que me gusta el hojaldre! Qué ricas deben estar estas galletas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Boba me dejas Caty, que hermosura de galletas, eres una maquina haciendo maravillas, las probare segurisimo, un beso grande preciosa

    ResponderEliminar
  3. Mi querida amiga, que gusto me daria a mi de tomar estas ricas galletas con te o con leche me da igual, pero ni con el señor Belmonte, ni con la señora Villalonga , yo me las tomaria contigo encantada de la vida, por que tienen una pinta divina , asi que las tengo que hacer ya mismo. Mil besicos tesoro mio, y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  4. Querida Caty me encantaría haber presenciado unos de esos tes. Tus hojaldres me rechiflan. Estos días en Marrakech no he parado de probarlo. Bsss

    ResponderEliminar
  5. Qué buena receta como siempre.......vengo rápido a veros....estoy super liada con una amiga Venezolana que no nos habíamos visto desde hace 37 años......así que perdonarme si voy corriendo.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, 37 años!!! por supuesto perdonada, perdonadísima! muaks!

      Eliminar
  6. Yo siempre me debato entre el mantener la tradición de las costumbres y su modificación para evolucionarlas y adaptarlas... nunca sé qué prefiero! Lo mejor es que salga todo de forma natural, supongo :).
    Cuando estuve en Cantabria aprendí a valorar mucho más la maravillosa sencillez de un buen hojaldre, y tengo que decir que estas galletas caramelizadas no necesitan nada más para ser de lo más tentadoras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Estas las probaré creo que hoy... más simple imposible!!! Y han de estar riquísimas
    besos

    ResponderEliminar
  8. Sencillo y delicioso. Acamapoañadas con una bola de helado, deben ser increíbles! Besos

    ResponderEliminar
  9. Simples y deliciosas Caty, feliz domingo guapa.

    ResponderEliminar
  10. Puro vicio. Esta técnica de enrollar el hojaldre para luego cortar discos y aplastarlos, es la que utilizo (aunque no los plancho tanto) para los pasteis de belem, y da un resultado espectacular, mucho más hojaldrado y crujiente que poniendo discos de hojaldre a pelo. Me lo enseñaron a hacer en un viaje a Lisboa, y es genial.

    Las galletas, que te digo, que son sencillas, y maravillosas. No siempre tenemos que complicarnos la vida. A veces, una se puede tomar el té con hielo, y el mundo... sigue girando!

    ResponderEliminar
  11. Yo soy mas de café pero por un buen té helado y esas deliciosas galletas me apunto a un bombardeo. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Ummmm... Yo las hago así pero nunca tan finitas y ahora sé cómo conseguirlo ;-)
    Pintaza en esas maravillosas fotografías que invitan a tocar la pantalla (pasar la lengua sería demasiado)

    ResponderEliminar
  13. Siempre digo que en la sencillez está el gusto y la grandeza y estas galletas son un buen ejemplo de ello .
    Qué delicia al alcance de cualquiera, me encantannnnnnnn !!!
    Besinos.

    ResponderEliminar
  14. Sencillas y a la vista espectaculares. Al paladar seguro que no se quedarán atrás!!! Besiños.

    ResponderEliminar
  15. Buaaa que buenas!! lo primero que se me a ocurrido ha sido para acompañar un helado, me las llevo!!!! magnificas! Bss

    ResponderEliminar
  16. Que gran idea de hacer estas galletas! Y tan faciles, gracias por compartir!
    Bs!

    ResponderEliminar
  17. Esto lo tengo que probar!!!! me han encantado
    Bss

    ResponderEliminar
  18. Me has dejado con los ojitos haciendo chiribitas. Eso de chafarlas cuando las sacas del horno lo he tenido que leer un par de veces para estar segura de lo que leía. Creía que al sacarlas si las chafabas se romperian, pero veo que no. Desde luego creo que los peques no pondrán reparos en una receta tan divertida y tan fácil y en comerselo menos aún

    ResponderEliminar
  19. Espectaculares galletas mi reina, yo no soy de tomar te a las cinco, ni siquiera café, pero ... si tu me das un par de estas galletitas me lo tomo jaja jajaja

    Además ... son de esas galletas que dices, tengo antojo de dulce, pero ... no se que hacer, ¿quién no tiene una placa de hojaldre en su casa? Lo dicho te pone ipso facto manos a la obra !!!

    Me super encantan

    Besos preciosa, loviu

    ResponderEliminar
  20. Que buena idea el hojaldre fino es crujiente y así con el azúcar por encima igual o mas buenas que la famosa coca de vidre.
    Petons

    ResponderEliminar
  21. Buenísima idea. He disfrutado mucho la sencillez de esta receta y también tu introducción.
    Besitos,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar
  22. Es curioso como a veces tenemos costumbres que ni nosotros mismos sabemos de donde vienen.. aunque es genial saltárselas y de vez en cuando dar un golpe de timón, verdad??????? :)
    Estas galletas me encantan..sabes que adoro la simplicidad, trabajar con pocos elementos y conseguir resultados impresionantes como este!!!
    De Blumenthal veía una serie en canal cocina que me gustaba mucho..ese hombre es realmente sorprendente...casi tanto como tú mi Caty!!!!
    Loviuuuu..see you tomorow!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Eso de aplastar las galletas con un cazo frío me ha sorprendido...lo he leído dos veces porque pensaba que no estaba haciéndolo bien jejejejej. Dignas de probar. Un besote y buen finde

    ResponderEliminar
  24. Que ricas se ven estas galletas! Con un poquito de helado estarán de muerte!

    https://www.homedelicatessen.com

    ResponderEliminar
  25. Las costumbres se hacen leyes decía mi padre .... y nosotros a las 5 de la tarde echamos la siesta .... ya sabes ... el Sr. Belmonte se pierde un precioso ritual de sofá ;-))))) ahora que me lo perdería por estas ricas galletas. Siempre sorprendiendo y es verdad, ¡¡mira que cosa mas sencilla y que rica ¡¡, lo del cazo un puntazo. El hojaldre caramelizado lo vi con Paco Torreblanca y el me lo explico por encima, pero tu y que me perdone el Sr. Francisco, me lo has explicado mucho mejor. Creo que sirve para galletas, para hacer milhojas .... ufff, cuantos usos se le puede dar. El detalle del bote de lata, ¡¡¡ fantástico ¡¡¡ como todo lo que haces. que bonito legado para tu nieto ... ahora que ya lo tienes.
    Bssss, Sra. Imaginación, desde Almeria. Muacccck

    ResponderEliminar
  26. ¡Hola guapa!, ya ves que retrasada voy entre mis vienes y vas......pero me he propuesto leer todas vuestras recetas y eso es lo que hago, como siempre, una historia preciosa y unas galletas ¡QUE TE SALES!.....
    Un beso guapísima....me encanta verte siempre.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  27. q ricas Caty! con solo dos ingredientes y un poco de paciencia! originales y buenas, igual q la historia, q me hizo reir mucho!

    ResponderEliminar
  28. Yo me quedo con estas galletas y cedo el té para el Sr. Belmonte y cuantos amantes del té pasen por aquí, estas galletas me parecen idóneas con un café aunque sea con hielo.
    Buen fin de semana.
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  29. Que sencillas y que buena pinta tienen, me parece raro que no se rompan al apretarlas una vez hechas con el cazo frio, no sé si algo no lo he entendido bien. Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un poco de tú tiempo, espero que te haya gustado el espectáculo y vuelvas pronto. Este blog no participa en cadenas ni memes, pero gracias por pensar en mi.

Participo en

Licencia Creative Commons
Circus day por catypol se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Respétame, no copies, no reproduzcas mis fotos, pregúntame antes de usar sin autorización y nómbrame si la obtienes.
Design by caty of circusday.net
Safe Creative #1706010272763