Purple potato bread

El goteo del grifo no te deja dormir, dicen que si dejas que tu mente se concentre en ese persistente ruido no puedes escapar de él, da...

Purple potato bread


El goteo del grifo no te deja dormir, dicen que si dejas que tu mente se concentre en ese persistente ruido no puedes escapar de él, das vueltas y vueltas y al final o terminas enfadado o te rindes a su sonido. Mientras para despistar a los oídos haces volar la imaginación, esa en la que todo lo que ocurre en ella es mejor que la realidad pues implica la emoción, tener ilusión y ganas de verlo desde otra perspectiva.

Es evidente que si ahora tuviéramos que comer los alimentos que en su momento los barcos llevaban en sus bodegas, sin refrigeración ni protección, con el "peligro" de que si la travesía era muy larga podían "convivir" con seres pequeñitos que se pasean a sus anchas y se alimentan gustosamente de la comida que se deteriora, creo que no lo haríamos. No quiero ni pensar cómo hicieron para la travesía de la que tanto se ha hablado en esta parte del océano durante siglos, sí, el descubrimiento de América. Y tampoco quiero pensar en que estado llegaron los productos que en esta parte del océano desconocíamos, entre ellos la patata. Quizás fuera eso que hizo que en un principio no se usara para la cocina, y dicen las malas lenguas que otra vez fueron los italianos los primeros osados que la consumieron.

A veces nos hace falta sentir un ruido molesto dentro de nosotros para hacer volar la imaginación y verlo todo desde otra perspectiva, y en Circus day que muchas otras veces ya hemos visto el color violeta en su espectáculo también esta vez recurre a él. Pero presentando la patata con un color poco habitual en nuestras cocinas; la patata violeta.


Purple potato bread

Purple potato bread

Ingredientes:

250 g puré de patata violeta
400 g harina de fuerza
50 g panela
1 huevo ecológico
1 cdta. sal
15 g levadura fresca prensada
160 ml leche
60 g AOVE Señorios de Relleu

*Semillas de sésamo para decorar

Elaboración

Mezclamos todos los ingredientes en el cuenco de una amasadora, y amasamos durante 10 minutos. Dejamos levar, tapado con un trapo, en el mismo cuenco hasta que la masa doble su tamaño. 

Untamos un molde rectangular (Pirex de 30x22) con un poco de aceite. Sacamos la masa del cuenco y la golpeamos un poco para desgasificarla. Dividimos la masa en 12 bolas del mismo tamaño, más o menos y las colocamos en el molde, una junto a la otra. Espolvoreamos por encima unas semillas de sésamo y dejamos levar, tapado con un trapo, hasta que doblen su tamaño.

Precalentamos el horno a 180º C. Cuando hayan levado bien horneamos durante 30 minutos. Retiramos el pan del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla, pero si te gusta el pan caliente (que no queme) ya puedes empezar a consumirlo. 

Purple potato bread


*Notas: En este caso NO es patata violeta dulce. A mi me sabe a patata, no encontré ningún cambio en cuanto al sabor, y el resultado final del pan sabe a pan de patata, que aunque lleve unos gramos de panela no es dulce, por lo que puede acompañar perfectamente a un plato salado, o tomarlo como bocado con un té.


Purple potato bread


Y tú conocías la patata violeta?

#felizfindesemana

También podría gustarte

23 comentarios

  1. Doncs ara que ho dius, si que és veritat que me'n faig creus de com s'ho devien fer per 'mantenir' els aliments en aquestes travesses... i valents els que els menjaven!
    El que dubto molt és que fessin pans tan bons com aquest que has fet tu avui, i amb aquest color tan maco que li dona la patata violeta!

    Petons!

    ResponderEliminar
  2. Mi suegro hasta hace unos cuantos años no tenía nevera y sigue aquí, así que las cosas se conservan mejor de lo que parece! La patata violeta no la probé, pero con lo patatera que yo soy, como para resistirme a un trocito de tu pan. Además el violeta es uno de mis colores favoritos. Me encantan tu propuesta. Buen finde, besiños.

    ResponderEliminar
  3. Wow, qué preciosidad esta patata violeta y qué resultado mas sorprendene. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, es poco habitual, tanto que yo en mi barrio no la encuentro. Quiero decir sin recurrir a las grandes superficies a las que no entro nunca... en plan tendero de toda la vida, yo creo que si las pido me mirarían como si estuviera loca.

    Pero les tengo ganas, esa es la verdad. Son preciosas, y con eso ya valen la pena. Y si encima haces ese pedazo de pan tan bonito.... me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Que fotos tan bonitas y que curioso este pan, me gustado mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Idò jo no l'havia vist mai!! Quina coca de patata més xula, como para ponerse morados!! Unes fotos guapíssimes. Un besote!!

    ResponderEliminar
  7. La había visto en la red, Caty pero aun no ha llegado a Almeria, cosa muy habitual , pero me llaman la atención , son monisimas ¡¡¡.... ¡¡¡Has hecho un brioche de pan y patata, bravo ¡¡¡ es curiosisimo. Tengo que probarlo con patata blanca, jeeee ... la patata tan ligada a nuestra gastronomía y pocos saben que no es nuestra ... hablas de traslados, yo también me he hecho esa pregunta muchas veces, tantos meses en los barcos, sin potabilizadoras, ni agua embotellada, sin refrigeración ... ¡¡que valientes ¡¡¡ son dignos de admiración.
    ¿Has leido a Carmen Riera?? El Ultimo azul .... y la Trilogia de Angeles Irisarri sobre Isabel la Católica??
    Precioso el pan, menos que tu.
    Bsss desde Almeria

    ResponderEliminar
  8. Siempre es importante dejar volar la imaginación porque es la que mueve los hilos o muchos de ellos, de nuestra existencia......En una ocasión me regalaron unas patatas azules pero no eran así como éstas, que no había visto nunca.
    El pan tiene que estar delicioso y con ese color tan bonito , además alegra la vista a la vez que el paladar.
    Besinos guapa mia.

    ResponderEliminar
  9. Conocía la patata pero nunca la había usado. Aunque su sabor no sea muy distinto ya el espectáculo visual de la patata y de tus magníficas fotos es más que suficiente.
    Ese pan sería un excelente desayuno para hoy. Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Yo me pierdo imaginando cómo fue el descubrimiento y conquista de América, sobre todo con los productos nuevos y cómo fueron llegando a Europa, tuvo que ser fascinante! Supongo que la patata llegaría en forma de plantas primero, porque com dices no sé el estado del tubérculo después de esas laaaaaargas travesías. Ay, me encanta la Historia :).

    Las patatas moradas me vuelven loca, igual que la coliflor o las zanahorias. Son tan bonitas! Aquí en Madrid las he visto pero algo carillas todavía, aunque para un capricho... Como tu delicioso pan, original y precioso.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. No tengo la suerte de haberme encontrado nunca con estas patatas Caty, así que menos mal que tengo la suerte de contar contigo para que me las enseñes, porque me he quedado realmente pasmada con este pan, es precioso y seguro que rico, pero sobre todo monísimo. Esa foto del puré de patata me ha tenido hipnotizada unos momentos, así que gracias guapa por traer esta receta tan super original.
    Un besote!!!

    ResponderEliminar
  12. Conozco las zanahorias moradas, y la cebolla, pero las patatas moradas no las había visto nunca y eso que todos los fines de semana me paseo por los exteriores de Pere Garau. ¿De donde has sacado ese violetáceo tubérculo? El pan tiene una pintaza impresionante y seguro que eso de hacer bolitas y ponerlas unas junto a otras tiene que gustar a los mini chefs de la casa. Me lo apunto aunque sea con patatas blancas de Sa Pobla de las de toda la vida. Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Holaaaa, vaya patata curiosa la patata morada. Tanto su forma como su color me han dejado alucinada, no la había visto nunca. Y hay que ver lo bonito que te ha quedado este pan con toque moradito. Por no decir del saborazo que debía de tener. Es magnífico!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  14. Qué color mas bonito! Además los panes con patatas son deliciosos. Besos!

    ResponderEliminar
  15. Verla, la había visto, pero NUNCA la he probado !! Que pan más curioso reina, como siempre no dejas de sorprenderme, jejeje, seguro que estaba delicioso !!!!

    Yo he probado las zanahorias moradas, tan bonitas, jejeje y tan ricas, pero la patata no la he probado nunca.

    Aquí no se encuentran cosas tan chulas como estas.

    Otra cosa .... ODIOOOO el goteo del grifo jajajaja, me pone de los nervios nerviosos !!!! jajajaja y en cuánto a lo de los bichos pululando por la comida, te aseguro que a mi marido le daría igual, es tan poco escrupoloso para esas cosas, se come lo que vea, lo que pille, si voy por el campo y .... buahhh mejor me callo jajaja jajajaja

    Besotes mi reina

    ResponderEliminar
  16. espectacular , quina pintarra i els colors fantastics . besades

    ResponderEliminar
  17. Que color más bueno, y me gusta, me gusta mucho que esté a medio camino entre el pan salado y el dulce... además la patata le aporta una textura extrasuave. Alucinada me quedo si me invitan a cenar y me ponen este pan en la mesa, bru-tal. un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Que te voy a decir de los panes de patata, si yo misma hice uno tambien estos días..eso si, el mío tiene menos glamour ;)
    Esos ruidos persistentes, esos que suenan en la noche..los peores son los que resuenan en tu interior..esos no se callan nunca... pero nos ayudan a descubrir, verdad??
    Miles de cariños llenos de color violeta..un color muy femenino que adoro <3

    ResponderEliminar
  19. Qué esponjosidad!! y qué color más chulo!!!

    ResponderEliminar
  20. Pues no te lo creerás, pero mientras te escribo, casi que se me cierran los ojos, casi no pegué ojo anoche con un ruido similar, creo que era el aire acondicionado de la veceina de abajo, que anda algo escacharrado. Si llego a ver antes tu pan, sin duda que hubiera tenido algo mejor que hacer que dar vueltas en la cama!! Menuda delicia, que original y que color, me encantaaaaaaa, No conocía esas patatas, y mira que por mi zona hay muchas plantaciones y tenemos huerta, pero escasean tantos productos que a veces me sorprende.
    Sin duda que cuando las localice, preparo este pan tan delicioso que nos traes, que me ha encantado!!
    Muchos besicos!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Cati. Este fin de semana hemos hecho el pan. Tsunami se lo ha pasado pipa amasando y haciendo bolitas. Tuvimos que hacer pequeñas adaptaciones a la disponibilidad de ingredientes en casa. Pones un poco de harina integral porque la fe fuerza no bastaba. Sustituir aquello que pones por azucar moreno. Olvidarnos de levar las bolitas (porque me lo iba leyendo mi medio costillo y se saltó ese detallito, ejem, ejem) pero ha salido un pan buenísimo. A Tsunami le encanta y creo que se lo congelaré y se lo iré dando, como disfruta el renacuajo. Lo único es que no me ha salido tan moradito como el tuyo. Gracias y besos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que os haya gustado, veo que habéis colaborado todos y eso son momentos felices para la familia que recordaréis...bien por Tsunami, un pequeño pinche que sabe lo que le gusta.
      Un besito familia

      Eliminar

Gracias por dedicarme un poco de tú tiempo, espero que te haya gustado el espectáculo y vuelvas pronto. Este blog no participa en cadenas ni memes, pero gracias por pensar en mi.

Participo en

Licencia Creative Commons
Circus day por catypol se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Respétame, no copies, no reproduzcas mis fotos, pregúntame antes de usar sin autorización y nómbrame si la obtienes.
Design by caty of circusday.net
Safe Creative #1706010272763